Feature: La Importancia de la Redución del Número de Rondas

Posted in Event Coverage on October 13, 2007

By Nate Price, translated by Omar Sagol Solano

El estado de Magic Construido siempre se ha definido por la presencia o ausencia de un mazo dominante. Formatos previos, como el Estándar de 2004, donde mandaba la Affinity, o el Necro Summer de 1996, fueron bastante agobiantes. Tenías que tomar la clásica decisión de metajuego: ¿Juegas el mazo que define el formato o aquél que está diseñado específicamente para vencerle? En estos formatos, el talento de los diseñadores se enfocaba a buscar pequeños cambios con los que retocar los mazos. Había unas formas comunes de construir las barajas, pero las cartas que el diseñador decidía incluir en los cinco o seis huecos que podían cambiarse entre la base y el banquillo acababan marcando la diferencia. Prueba estos hasta que no sientas los dedos y estarás preparado para el torneo.

Hoy en día, sin embargo, Magic ha hecho un esfuerzo para mantener abiertas las opciones en formatos Construidos. Este Pro Tour de Extendido es el ejemplo perfecto. Hay una gran variedad de mazos viables, ninguno de los cuales es claramente el mejor. Es un formato en el que puedes esperar enfrentarte a un mazo distinto en cada ronda. Los formatos tan abiertos como éste hacen que el diseño sea incluso más importante. Ahora, no son los detalles sino el mazo entero lo que realmente importa.

Aunque los formatos abiertos se consideran por norma general un éxito de diseño del juego, hacen que el testeo sea una pesadilla. Así como los mazos dominantes pueden asfixiar un formato, la falta de éstos lo abren tanto que las opciones parecen exageradas. No sólo tienes que encontrar los mazos disponibles, sino seleccionar el que crees que es mejor y prepararlo contra un arsenal de barajas distintas contra las que decides practicar. Jugar en estos formatos no requiere más habilidad, pero sí más dedicación. En un formato como el descrito arriba, un jugador puede tener éxito siendo un probador fantástico o un gran constructor. En uno más abierto , hay que destacar en ambas facetas.
Debido a la situación de emergencia del sitio del recinto, WotC se enfrentó a una situación sin precedentes: tuvieron que cancelar un día de un Pro Tour por primera vez en la historia. La forzosa decisión tenía serias derivaciones. Después de todo, tampoco podían organizar el evento de sábado a lunes y tampoco cancelarlo. Había que encontrar una estructura alternativa que sirviera para acabar el torneo en dos días.

La mayoría de los Pro Tour tienen entre 16 y 18 rondas. Un mayor número de rondas reduce el factor suerte. Un jugador ha de incrementar su suerte exponencialmente durante cada ronda si ésta es su única forma de ganar. Hay que enfrentarse a nuevas situaciones y adaptarse a éstas a un nivel requiere habilidad y consistencia. Incluso así, el jugador más experimentado puede tener alguna ronda de mala suerte. Cuando esto sucede, la extensión del torneo favorece al jugador más hábil ya que menos rondas significan menos oportunidades de recuperarse de la mala fortuna. En un evento profesional, la habilidad debe ser el factor decisivo, de modo que un evento largo es una bendición para los mejores jugadores. Esto explica por qué veis a muchos de los mismo jugadores en la parte alta de la clasificación de todos los Pro Tours. Son así de buenos, no podrían ser los tíos con más suerte del mundo.

A medida que desciende el número de rondas, el número de veces que un jugador ha de tener suerte para ganar decrece. Además, hay menos rondas para que la habilidad se imponga al azar. De manera que los torneos más cortos reducen las posibilidades de los mejores jugadores. Pero a pesar de que la suerte tendrá más presencia, sigue siendo un desafío a las probabilidades. Esencialmente, la habilidad es la cualidad más importante que ha de tener un jugador. Después de todo, ¿qué preferirías, ser bueno o afortunado? Yo personalmente elegiría bueno Y afortunado.

A los organizadores les costó mucho decidir cómo sería la mejor manera de proceder una vez que quedó claro que se cancelaría el primer día. Sabían que nadie quiere un formato en el que la sensación de que la suerte se impone a la habilidad está presente, pero al mismo tiempo tenían que lidiar con los problemas de tiempo. ¿Cuántas rondas son suficientes para que lo jugadores sientan que han tenido oportunidades reales? ¿Justificaría esto alargar los días? ¿Cómo se podría entonces hacer un torneo de dos días que no diera al traste con el esfuerzo realizado por los jugadores? Finalmente, decidieron que la mejor manera de permitir que el Pro Tour siguiera adelante y mantuviera su integridad era tratarlo como otros eventos profesionales en los que ese ha tenido experiencia –los enormes Grand Prix europeos.

El equipo de jueces y coordinadores del Pro Tour Valencia son en su mayor parte europeos, acostumbrados a estos mastodónticos torneos que han de celebrarse en dos días, como es costumbre en cualquier GP en Europa. Acostumbrados como están a manejar más de 1000 personas y lograr que se corte el Top 8 a tiempo, los GPs europeos son un ejemplo de eficiencia.

Así que la decisión fue convertir el Pro Tour Valencia en un evento de dos días, con 10 rondas de suizo el sábado, cortando en 21 puntos, tres rondas más el domingo por la mañana y justo después el Top 8. En total, este programa reduce el número de rondas de 16 a 13. Teniendo todos los factores en cuenta, parece una buena manera de sobrellevar el torneo dadas las circunstancias. Sigue siendo un número de rondas amplio para que la habilidad sea el factor determinante.

Como nota adicional, cabe decir que asistir al proceso de la toma de decisiones desde dentro ha sido muy interesante. Wizards of the Coast viaja a cada evento con un plan de contingencias para los casos en que algo sale mal. Nunca lo habían necesitado antes, pero eso no les ha impedido seguir haciéndolo. Además de tener las cosas claras, tienen un método único de supervisión directo, con todos los coordinadores y directores presentes en el sitio del evento de forma constante. Esto es especialmente útil en casos como éste, donde se necesita dar órdenes rápidamente. Los jefes están allí y tienen por lo tanto un conocimiento de primera mano de cuáles son los problemas, estando preparados para poner en práctica lo previsto y delegar en las personas adecuadas de forma instantánea.

Así y todo, creo que las cosas habrían ido igual de bien sin su presencia. La mayor parte de los jugadores no suelen ver cómo se hace un Pro Tour desde dentro, pero está claro que hay mucho que contar. Los Pro Tours no se hacen solos. El personal está entrenado para tomar la iniciativa y hacer las cosas. Incluso antes de que la gran reunión describiera exactamente qué se iba hacer para paliar la situación, la gente ya había comenzado a trabajar en ello. Sin ese esfuerzo inicial, el torneo podría no haberse reiniciado tan rápidamente. Un ejemplo de la calidad de los empleados de Wizards para realizar sus torneos. Incluso sin la cabeza, las manos siguen funcionando y haciendo las cosas como deben ser. El hecho de que el Pro Tour Valencia no haya sido el primero de la historia en ser cancelado por completo es mérito de estos trabajadores que empezaron a arrimar el hombro mucho antes de saber lo peligrosa que era la situación.

Latest Event Coverage Articles

December 19, 2019

Grand Prix Oklahoma City 2019 Final Standings by, Wizards of the Coast

Rank Player Points Prize Money 1 Carlson, Matt [US] 37 $6,000 2 Foreman, Matt [US] 37 $3,000 3 Cole, Conor [US] 36 $1,500 4 Majlaton, Alex [...

Learn More

December 11, 2019

Grand Prix Brisbane 2019 Final Standings by, Wizards of the Coast

Rank Player Points Prize Money 1 Gibson, Kyle [AU] 36 $6,000 2 Yeh, Chih-Cheng [TW] 37 $3,000 3 Thompson, Chris [AU] 37 $1,500 4 Lee, Anthon...

Learn More

Articles

Articles

Event Coverage Archive

Consult the archives for more articles!

See All