Mejorar como jugador

Posted in Level One on August 9, 2016

By Reid Duke

Over the span of the last nineteen years, since he was five years old, Reid has been a player, a deck builder, a collector, and a lover of the Magic world. Today, he’s a full-time professional Magic player and writer.

En Level One, Reid Duke explica los principios básicos de Magic. Esta columna se publicó el año pasado en inglés y ahora la hemos traducido para acercarla al resto de jugadores de otros idiomas. ¡Que la disfrutéis!


Este es el último artículo que escribiré para Level One. Por el momento, la columna hará una interrupción. A lo largo de estos catorce meses me he esforzado por elaborar una guía integral y autónoma que ofrezca las herramientas necesarias para convertirse en un jugador competente en torneos de Magic. Si habéis disfrutado con mis artículos, os pido que les habléis de ellos a los aspirantes intrépidos y que los recordéis cuando necesitéis un cursillo de repaso. La semana que viene prepararé un índice que os remitirá a todas mis publicaciones en la columna.

Sin embargo, primero necesito cumplir una tarea muy importante. Antes de despedirnos, tengo el deber de prepararos para "Level Two". Para bien o para mal, puede que jamás llegue a existir un manual completo con los pasos a seguir para convertirse en un jugador de Magic de talla mundial. Si vuestros objetivos apuntan más allá de lo que hemos visto en Level One, vais a tener que seguir progresando por vuestra cuenta. Os daré todos los consejos que conozco para mejorar como jugador.

Parte I: el proceso

La práctica hace la perfección

Si vuestro objetivo es mejorar en Magic, lo mejor que podéis hacer, con diferencia, es jugar mucho a Magic. Las rachas de victorias más dominantes de la historia del juego las han obtenido jugadores que se alimentan de Magic, que sueñan con Magic y que respiran Magic. Cuando juegas mucho, es más fácil ver las jugadas ganadoras, cometer menos errores y entender la situación en las partidas más complejas.

Además, si no te mantienes "en forma" (si los fundamentos no acuden rápido y sin esfuerzo a tu cabeza), va a ser mucho más difícil mejorar en las facetas más desafiantes del juego.

Ahora bien, no todo es cuestión de echarle horas. Tener un trabajo a jornada completa y otros compromisos no son impedimentos para convertirse en un jugador de primer orden. Lo bien que aprovechas las horas dedicadas al juego es más importante que el número de horas jugadas. ¡La calidad es más importante que la cantidad!

Concentrarse de principio a fin en una única partida de Magic es mucho más provechoso que jugar con distracciones. ¿Tenéis la televisión de fondo? ¿Jugáis varias partidas simultáneamente en Magic Online? ¿Jugáis mientras estáis frustrados, exhaustos o afectados por algún otro problema? Jugar así no solo es una forma inadecuada de pasar el tiempo, sino que, si lo hacéis con demasiada frecuencia, podríais adquirir malos hábitos.

Condiciones adversas | Ilustraciones de Jason Rainville

Preguntaos por qué

La mejor manera que conozco de aprovechar al máximo el tiempo que dedicáis a Magic es un método que yo llamo preguntarse por qué. Cuando terminéis una partida, reflexionad sobre ella y preguntaos por qué ha ganado el vencedor.

Este ejercicio es más difícil de lo que suena, sobre todo si acabáis de perder una partida. Es una práctica que requiere paciencia, sinceridad y sensatez e implica asumir las consecuencias de vuestras propias decisiones.

En primer lugar, identificad los errores técnicos o de juicio que hayan podido conduciros a la derrota. ¿Habéis dejado escapar algunos puntos de daño al principio de la partida que habrían podido cambiar las cosas?

En segundo lugar, buscad los elementos del juego mental que habrían podido ayudaros a convertir la derrota en una victoria. Si hubieseis sabido que el oponente tenía un hechizo de permiso, ¿habríais podido evitarlo? ¿Ha habido indicios que no supisteis ver y que os habrían ayudado a deducir lo que había en la mano del oponente?

En tercer lugar, pensad si habríais podido mejorar vuestra situación gracias al banquillo o construyendo vuestro mazo de otra manera. ¿Habéis sufrido una inundación de maná? En ese caso, ¿ha sido por mala suerte o porque vuestra baraja pierde fuelle a partida avanzada después de banquillear?

En cuarto lugar, preguntaos si estáis usando el mazo adecuado. ¿Habéis perdido muchas partidas de la misma manera y eso ha revelado un defecto crítico en vuestra baraja?

Por último, después de repasar todas las demás opciones, preguntaos si simplemente habéis tenido mala suerte. Muchas veces, las derrotas se deben en gran parte a un revés de la fortuna. Sin embargo, no caigáis en la trampa de esconderos tras esa excusa. No penséis que ha podido ser el motivo de vuestra derrota hasta que descartéis cualquier otro motivo sobre el que teníais control.

Investigad

Mejorar en Magic va a ser, principalmente, un proceso interno. Sin embargo, tratar de comprenderlo todo por vuestra cuenta será difícil. Si no entendéis bien algún concepto y eso hace que cometáis el mismo error constantemente, a veces no os daréis cuenta de ello. Incorporar ideas ajenas a vuestro estudio os ayudará a prevenir este problema y acelerará vuestro aprendizaje.

Por suerte, ¡las mentes hambrientas encontrarán muchos manjares a su disposición! Estad atentos a las listas de mazos y la cobertura de torneos que se publican todos los fines de semana. Leed artículos estratégicos en las decenas de sitios web sobre el juego. Estudiad los vídeos de los maestros que compiten en el Pro Tour o en el Campeonato Mundial. Todas las semanas se publica más contenido estratégico sobre Magic de lo que uno podría consultar, ¡por no hablar de los más de veinte años de información acumulada que está disponible en internet! En resumen, no hay motivo para sentirse perdido.

Tan solo debéis recordar que la investigación debería complementar a la práctica, no sustituirla. Utilizad los recursos a vuestro alcance para adquirir nuevas ideas y luego incorporadlas a vuestro estilo de juego como creáis conveniente.

Investigación compulsiva | Ilustración de Michael Sutfin

Otros jugadores

Vuestro recurso más valioso para aprender son el resto de los jugadores. No hay manera más rápida de mejorar que salir a escena y estar dispuesto a aprender de los demás. ¡Escuchad sus consejos, hacedles preguntas, ved cómo juegan y enfrentaos a ellos!

Aprenderéis más rápido si jugáis contra gente más hábil o que tenga más experiencia que vosotros. Sin embargo, hay mucho que aprender de todo el mundo, incluso de los jugadores a los que no les vaya tan bien en Magic como a vosotros. Cada persona ha tenido experiencias propias y ha cultivado criterios diferentes. Escuchad las opiniones de los demás, pasadlas por el filtro de vuestra mente y pensad cómo podéis utilizarlas para mejorar.

Parte II: la actitud

Dominad la suerte

El concepto de la suerte es complicado, pero cualquier jugador de Magic que se precie necesita entenderlo correctamente. Culpar a la mala suerte puede hacer que no veáis los errores que podríais cometer. O peor aún, puede volveros conformistas y disminuir vuestro deseo de ganar y mejorar.

Aun así, muchas de las derrotas que sufriréis en Magic se deberán a la mala suerte. A veces robaréis una mano sin tierras y os veréis obligados a hacer mulligan. También puede que os emparejen contra el peor enfrentamiento posible en la ronda crucial de un torneo. Otras veces, las cartas os llegarán en un orden que os haga perder. Magic está lleno de incertidumbres y no todas están bajo vuestro control.

No es bueno culpar a la mala suerte todo el tiempo, pero también es peligroso no culparla jamás. Perder una partida no puede pareceros el fin del mundo. No podéis veniros abajo, descartar la idea de vuestro mazo ni renunciar a Magic cada vez que hagáis mulligan a cinco.

Lo que debéis hacer es encontrar un equilibrio sano dominando la suerte. No os escudéis tras ella ni dejéis que sea una excusa para ignorar vuestras decisiones erróneas. No obstante, comprended y aceptad que no todos los elementos del juego están bajo vuestro control.

Encajad las derrotas

Muchos de los mejores jugadores que conozco se toman muy en serio sus derrotas. Los grandes jugadores son críticos con sus propios fallos y errores de juicio y se culpan a sí mismos de buena parte de sus derrotas (ese probablemente sea uno de los motivos por los que han llegado a ser grandes). Es doloroso poner todo tu esfuerzo en algo y quedarte a las puertas del éxito. Sin embargo, esta experiencia es muy frecuente en Magic, porque solo un jugador puede proclamarse campeón de un torneo.

Verdades que duelen | Ilustración de Winona Nelson

No pasa nada por decepcionarse tras perder una partida. Eso es señal de que te importa. Ahora bien, ¡la clave es pasar página después de llevarse una decepción! Atormentaros por una derrota hará que os sintáis fatal y perjudicará vuestro desarrollo. No podréis progresar si os sentís abatidos; además, vuestro rendimiento sufrirá si os frustráis fácilmente.

Lo mejor que podéis hacer es reflexionar sinceramente sobre la derrota, pero no con el objetivo de sentiros mal, sino con intención de evitar el mismo problema en el futuro. Repasad la partida utilizando el método de preguntaros por qué. Y recordad que, a veces, la única razón es la mala suerte. Eso sí, sed sinceros con vosotros mismos y no atribuyáis la derrota a ese motivo salvo en última instancia.

No os durmáis en los laureles

Si tenéis una buena racha en Magic, probablemente haya sido una cuestión de suerte. Es una idea extraña de digerir, pero no pretende restar mérito a los logros de nadie, ni mucho menos. El Magic competitivo consiste en situarse en la mejor posición posible para aprovechar la buena suerte, si es que viene. La única forma de triunfar es prepararse a fondo, jugar bien y tener la fortuna de que las cartas sean propicias.

La cuestión es que no debéis pensar que no habéis cometido errores solo porque hayáis ganado una partida. La inmensa mayoría de los errores no son críticos para el desenlace de un duelo, pero si os confiáis por culpa de este hecho, ¿cómo evitaréis los errores que sí resultan ser críticos?

Siempre hay cosas nuevas que aprender, incluso cuando creáis que estáis rindiendo a tope. Magic es un juego con altibajos. Cuando atraveséis una buena racha, tenéis que seguir tratando de mejorar. De esa forma, vuestras rachas durarán más y los bajones no serán tan graves.

Cuidad vuestro estado mental

Tener un buen estado mental es la clave para disfrutar de una buena trayectoria en Magic.

Necesitáis confiar en vosotros mismos y creer que tenéis posibilidades de vencer. Si en el fondo no creéis que podéis ganar, no haréis todo lo posible por buscar esas jugadas sutiles que definen a los grandes jugadores.

También necesitáis humildad para reconocer cuánto os queda por aprender. Si os volvéis arrogantes y menospreciáis a otros jugadores, destruiréis los recursos más valiosos para vuestro propio desarrollo.

Elegidos de Ójutai | Ilustración de Willian Murai

Tratad de alcanzar la perfección. Aunque tal vez sea un objetivo imposible, ¡deberíais aspirar a él! Algunos de los temas que he tratado en Level One quizá os parecieran muy estrictos en aquel momento, pero esas son las habilidades que debéis cultivar para convertiros en jugadores de élite. Mejorar "lo suficiente" nunca debería ser suficiente.

Por otro lado, necesitáis dedicación y fuerza de voluntad para seguir adelante en los momentos difíciles. Si participáis en torneos de Magic, vais a sufrir derrotas, y eso ocurrirá muchas veces. Si tiráis la toalla cuando las cosas no os salgan bien, jamás tendréis manera de lograr vuestras metas.

Por último, debéis sentir pasión por este juego. Si no disfrutáis participando en torneos, arrancando Magic Online o aprovechando los ratos libres para leer una web de estrategias, será imposible que os convirtáis en grandes jugadores.

La vida es un camino muy largo y vuestra dedicación a Magic fluctuará por momentos, ¡y eso es normal! Si empezáis a sentiros agotados u otros quehaceres reclaman vuestra atención, es mejor que replanteéis vuestra dedicación a Magic, al menos temporalmente. Lo peor que podéis hacer es obligaros a seguir jugando hasta el punto de que el juego que antes adorabais se convierta en una molestia.

Despedida

He disfrutado mucho escribiendo para Level One y sé que voy a echarlo de menos. Me siento increíblemente agradecido por haber tenido la oportunidad de llevar el timón de la columna en el último año. He jugado a Magic durante la mayor parte de mi vida y compartir tantos años de experiencia con una nueva generación de jugadores significa mucho para mí. ¡Gracias por haberme leído!

Level One ha explicado todo lo que necesitáis saber para convertiros en jugadores consolidados y capaces de ganar torneos. Incluso ha tocado algunos conceptos avanzados que pueden resultar muy jugosos para los jugadores avezados. Con este artículo final, espero haberos ofrecido las herramientas necesarias para continuar formándoos mientras el Magic competitivo mantenga vuestro interés. Si este juego puede brindaros una pequeña parte de la alegría que me ha dado a lo largo de los años, vuestra dedicación merecerá la pena.

Y así, el resto lo dejo en vuestras manos.

Latest Level One Articles

Level One

October 5, 2015

Level One: The Full Course by, Wizards of the Coast

Professor Reid Duke has dismissed class. Level One is on hiatus, as Duke has paved his way through his entire syllabus to show you how to get better at Magic. However, we know not everyo...

Learn More

LEVEL ONE

September 28, 2015

Becoming a Better Player by, Reid Duke

This will be the final article that I write for Level One. For the time being, the column will be going on hiatus. Over fourteen months, I've tried my best to build a complete, self-conta...

Learn More

Articles

Articles

Level One Archive

Consult the archives for more articles!

See All

We use cookies on this site to personalize content and ads, provide social media features and analyze web traffic. By clicking YES, you are consenting for us to set cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more