Consejos para las ligas con La revuelta del éter

Posted in El Mazo de la Semana on 24 de Enero de 2017

By Javier Dominguez

Javier Domínguez es un habitual del Pro Tour de Magic: The gathering. Es también el campeón del GP Paris 2014 y del GP Rotterdam 2016, así como Campeón de España."

Las nuevas ligas de sellado son un formato en el que empezaremos con 3 sobres, y desde ahí, tendremos que construir una baraja de como mínimo 30 cartas. A medida que avance la liga, podremos ir mejorando nuestra baraja al contar con más sobres. Cuando esto suceda, es importante mantenerse dinámico con respecto a las cartas que vamos a jugar. Las ligas se juegan a una partida por enfrentamiento, y en esta partida se dispone de un mulligan gratis por jugador.

Vamos a analizar las principales diferencias entre este formato y otros, así como algunos conceptos estratégicos.

Construyendo nuestra baraja

En la mayoría de formatos limitados, lo más importante a la hora de decidir qué colores y/o qué cartas jugar es la curva de maná. Por eso, cartas como Renegada de los Mil Artilugios son, en general, muy deseables, mientras que otras como Autómata consumado terminarán la mayoría de las veces en nuestros banquillos.

En un sellado de 30 cartas y 3 sobres es mucho más difícil construir una curva de maná en la que tengamos todas las necesidades de un mazo cubiertas. Por tanto, las barajas serán de media, menos agresivas. Esto nos permite jugar cartas con coste mayor que las que jugaríamos en otras circunstancias, de manera que cartas como Revolucionario acorazado ganan puntos e intentaremos jugarlas a menudo cuando se encuentre dentro de nuestros colores.

En la misma tónica y por motivos similares, nuestros oponentes tendrán menos respuestas a nuestras amenazas. Es muy habitual en otros formatos que nuestros oponentes jueguen la mayor cantidad posible de hechizos de destrucción en sus barajas, de manera que pocas Chispas de soldadura se quedan en el banquillo. En estos sellados, al disponer de menos cartas, será más complicado que nuestro rival pueda responder a nuestras cartas. La mala noticia, claro está, es que nosotros nos veremos en la misma situación. Por tanto recomiendo ser especialmente cuidadoso a la hora de utilizar un hechizo para destruir una criatura; ¡puede ser el único efecto de ese tipo en nuestra baraja!

Estos dos primeros conceptos nos llevan a una conclusión lógica: las bombas que cuestan mucho maná, como el Recolector vientoetéreo, son mejores de lo que estamos acostumbrados. Este tipo de cartas las jugaremos prácticamente siempre que coincidan en nuestros colores, aunque no son suficientemente buenas como para determinar por sí mismas nuestros colores. No obstante, en el formato ligas, es una buena idea hacer todo lo posible por jugarlas, ya que su efecto va a ser más desequilibrante. Otra diferencia, y esta se aplica a cualquier tipo de carta, incluidas las raras más poderosas, es que al tener un mazo con menos cartas es más probable robar una carta en concreto. Como en todo, hay un límite, pues si la Ballena de marea etérica es vuestra única carta azul, probablemente no sea buena idea jugarla.

Como consecuencia de este efecto, intentaremos incluir cartas que sean capaces de responder a las amenazas más importantes de nuestro oponente, aunque no sean las más eficientes. Disolvente universal puede no ser la carta más rápida del mundo, pero tal y como indica su nombre, es universal, y por tanto estaría más inclinado a jugarlo en una liga que en un sellado de 6 sobres. Lo mismo ocurre con los contrahechizos, especialmente aquellos como Incapacitar, que pueden responder a cualquier tipo de amenaza.

Respecto a los colores que jugar, es aconsejable tener una postura más flexible que en un sellado convencional, donde solemos jugar 2 colores, o como mucho, un pequeño toque de un tercero. En este formato nuestra mano inicial representa un cuarto de nuestro mazo, de manera que es más fácil conseguir tener acceso a todos nuestros colores. Es mejor que juguemos un mazo con un maná un poco más ambicioso, que perder acceso a varias de nuestras cartas más poderosas. Para algunas barajas de liga la cantidad de tierras adecuadas es 13, especialmente si tenemos alguna carta que ayude a nuestro maná como el Druida de Cogulla. No obstante, si no tenemos cartas que nos ayuden o nuestro mazo necesita mucho maná, podemos jugar hasta 14.

Dentro de la partida

Una vez hayamos concluido la construcción de la baraja, nos pondremos a jugar con nuestro mazo. Además de las pequeñas diferencias a la hora de jugar nuestras respuestas, hay una diferencia fundamental respecto al resto de limitados, y es la manera de evaluar nuestras manos iniciales.

La idea general es que tanto las manos con pocas tierras, como aquellas con demasiadas, son algo mejores de lo que estamos acostumbrados. El motivo es una cuestión de estadística, que trataremos con un sencillo ejemplo que vemos a menudo; las manos con dos tierras. En una baraja de 40 cartas con 17 tierras, una de estas manos nos deja con 15 tierras de 33 cartas, o lo que es lo mismo, un poco menos de la mitad. Sin embargo, en una baraja de 30 cartas y 14 tierras, nos quedaríamos con 12 cartas de 23 cartas restantes, es decir, más de la mitad. Esto, evidentemente, hace más probable que consigamos nuestra deseada tercera tierra, y por tanto, deberíamos hacer mulligan menos a menudo en esa situación. También aplicaremos este concepto a las manos con demasiadas tierras, pues si hacemos los números llegaremos a conclusiones similares. De esta manera, si bien con el primer mulligan podemos ser un poquito más selectivos sobre con qué manos quedarnos, después de este es importante quedarse prácticamente todas las manos que sean razonables, a pesar de que tengan alguna tierra de más.

Una sutileza que muy de vez en cuando puede ser relevante es el número de cartas en la biblioteca como factor a tener en cuenta. Como podréis imaginar, al jugar 30 cartas en vez de 40, las cartas que atacan la biblioteca del rival son ligeramente mejores. Pero no se acaba ahí, puesto que si el emparejamiento se alarga puede pasar que uno de los jugadores se quede sin cartas en la biblioteca...¡Prestad atención si la partida se alarga!

Jugar formatos nuevos siempre es una experiencia divertida, y las ligas nos presentan un formato dinámico y fresco.

Latest El Mazo de la Semana Articles

El Mazo De La Semana

10 de Julio de 2017

Consejos para draftear La hora de la devastación by, Javier Dominguez

En unos días llega el Draft Weekend, y tendréis la oportunidad de draftear con La hora de la devastación por primera vez. Empezar a jugar drafts con una colección es de mis momentos favor...

Learn More

El Mazo De La Semana

4 de Julio de 2017

Mis 5 cartas favoritas de La hora de la devastación by, Javier Dominguez

Al fin ha llegado La hora de la devastación. Para los habitantes de Amonkhet, puede no ser la mejor de las noticias, pues implica que Nicol Bolas, Dios Faraón ha llegado a su plano, pero ...

Learn More

Artículos

Artículos

El Mazo de la Semana Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All

Este sitio utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, proporcionar funciones sociales y analizar el tráfico web. Al hacer clic en SÍ, darás tu consentimiento al uso de cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more