Vuestro primer Grand Prix

Posted in Feature on 24 de Noviembre de 2016

By Maria Bartholdi

Maria is one half of the podcast Magic the Amateuring. When she's not working on the podcast, she's probably in an improv show, speaking Welsh, or thinking about popcorn. Rakdos is the true nature of her heart.

Tú pica cartas rojas, Maria. Pica cartas rojas.

Mis manos temblaban al abrir mi primer sobre en mi primerísimo draft.

Te gusta jugar rojo, así que pica cartas rojas y de algún otro color para acompañarlas. ¿Esta carta es buena? Tal vez sí. Es roja, ¡pícala!

Mi mente daba vueltas mientras revisaba aquel sobre y ponía las cartas delante de todo para leerlas una a una por primera vez, disfrutando de la intriga de lo desconocido y del olor a sobres recién abiertos.

¿Estoy tardando demasiado en hacer mis picks? ¿A qué colores irá el vecino?

Era un draft de Regreso a Rávnica y acabé montando una pedazo de baraja rakdos, en parte de pura casualidad. Se basaba en la mecánica de desatar, así que pude jugar muchas partidas a un ritmo vertiginoso. En el último enfrentamiento de la noche, estuve a punto de destruir una criatura con mi Impacto explosivo, cuando el oponente tenía todas las tierras giradas y estaba a 5 vidas. En un momento de lucidez repentina, me puse nerviosa y mis manos empezaron a sudar al girar mis tierras y casi arrojar el Impacto explosivo sobre la mesa.

¡¿Estoy jugándolo bien?!

"¿5 a la cabeza?", dudé con voz de pito.

Mis amigos se habían acercado a ver la partida y de pronto empezaron a felicitarme.

Aquella victoria alimentada por la adrenalina e inmersa en la novedad de aquella experiencia fue un momento que jamás olvidaré. Cuando salí a la calle en aquella refrescante noche de octubre, mi sonrisa iluminó todo el barrio. Estaba segura de que mi brillo interno podría cortocircuitar el suministro eléctrico de la zona.

Esa noche soñé con el draft.

La felicidad que descubrí aquella tarde no tenía comparación. Vale, solo había ganado un draft en mi tienda local, pero me pareció una hazaña mucho mayor.

Y ¿sabéis qué fue lo mejor de aquella increíble sensación? Que no fue la última vez que la experimenté.

Volví a sentirla cuando entré en mi primer top 8 en un PPTQ.

Volví a sentirla cuando jugué en mi primer Grand Prix, y de nuevo cuando pasé por primera vez al día dos.

Y vosotros también podéis sentirla. Solo tenéis que continuar superando vuestros límites y dar el salto.

Cerrad los ojos y saltad

"Aunque pueda intimidar, en realidad es muy divertido", comenta Sam Ihlenfeldt, un jugador de mi tienda local en Minneapolis, Minnesota. Hoy en día, Sam es un jugador viajero y participa en montones de PPTQ y eventos clasificatorios para intentar conseguir una de las codiciadas plazas del Pro Tour.

Pero no siempre fue así.

"En realidad, mi amigo Greg me convenció para ir a mi primer GP", explica Sam. "Fue de Mazo Sellado por equipos en el Grand Prix Detroit de 2015 y Greg me dijo: «Te necesito en el equipo»", recuerda con una sonrisa. "Decidí que merecía la pena si podía jugar con mis amigos; no contra ellos, sino a su lado".

Sam Ihlenfeldt
Sam y su equipo en el Grand Prix Detroit.

El equipo de Sam se turnó para conducir durante su viaje en coche desde Michigan hasta Minnesota, mientras escuchaban audiolibros.

"El recinto era inmenso", dice Sam al describir el momento en el que puso los pies en el centro de convenciones. "Era el más grande en el que había estado jamás. Resultaba abrumador, pero en el buen sentido, como cuando recibes la carta de admisión de la universidad. La emoción te deja sin palabras".

Hace una pausa.

"Y era aún más guay porque había una feria de sombreros en el pabellón de al lado".

Me río con el comentario. Tiene que ser una broma.

"Te juro que es verdad", afirma. "Ojalá hubiera comprado uno".

Esa reacción de sentirte atónito y entusiasmado al mismo tiempo es un detalle que oigo siempre que pregunto a otros jugadores cómo fue su primera experiencia en un gran torneo de Magic. Y siempre me recuerda a aquel primer draft con el mazo rakdos.

A Sam y su equipo no les fue muy bien en el GP, pero dice que en realidad no importó. Sus amigos y él se fueron a las mesas de los eventos paralelos y a la zona de los enfrentamientos retransmitidos para ver a sus profesionales favoritos y a algunos colegas que habían ido escalando por la competición.

"Fue genial, porque pude ver a aquellos streamers que seguía desde casa. Dejé salir al geek que llevo dentro porque nunca había visto en persona a jugadores famosos de Magic".

It's okay to geek out.
Es divertido dejar salir al geek que llevas dentro.

Aunque estaba rodeado de jugadores que en aquel momento eran más competitivos que él, Sam dice que no se sintió fuera de lugar.

"No hay nada como estar en un sitio repleto de gente que disfruta con la misma afición que tú", explica. "Todo el mundo se siente a gusto".

Podríais llevaros una sorpresa

Yo tardé cinco Grand Prix en pasar por primera vez al día dos. Mi caso fue muy distinto al de otro jugador de Minneapolis, mi amigo Jason Schousboe, que logró algo con lo que muchos jugadores solo pueden soñar: pasar al día dos en su primer gran evento.

En 2009, Jason decidió viajar al Grand Prix Chicago porque le encantaba el formato (Legacy) y tenía familia en la región. Hasta ese momento, nunca había jugado en un evento tan grande como un Grand Prix.

"El torneo se hacía en un recinto de las afueras, a una hora en coche", explica Jason. "Mi hermano vivía en el centro y pensé que no habría problema, porque me despacharían rápido y así volvería al centro y pasaría el domingo con mi hermano".

Pero sí que hubo un imprevisto: Jason pasó al día dos, para su sorpresa.

"¡Estaba mejor preparado de lo que creía!", comenta entre risas.

Además, había quedado para echar un draft por la noche con unos amigos que también habían ido al torneo.

"Tendría que haberles dicho «he llegado al día dos, ¡paso del draft!», pero no lo hice", admite con una sonrisa. "Craso error por mi parte". Como muchos jugadores de Magic saben, un draft lleva a otro y... Para cuando Jason se dio cuenta, le habían dado las cinco de la madrugada.

"De pronto pensé «¡tengo que echar una cabezada!»", recuerda Jason, "pero había una hora de camino hasta casa de mi hermano, así que se me ocurrió dormir en el coche".

"¿Era un coche grande?", le pregunto.

"Un Honda Civic del 99".

Encontrad vuestra motivación

En el caso del jugador brasileño Gabriel de Albuquerque Frassy, dar el salto a su primer Grand Prix fue cuestión de encontrar la inspiración adecuada.

Gabriel llevaba cuatro años jugando a Magic cuando su chispa para jugar a un nivel mayor se encendió al ver el tercer puesto que había logrado su compatriota Thiago Saporito en el Pro Tour Kans de Tarkir.

"Eso me hizo sentir que se puede competir en Magic viviendo en Brasil", explica Gabriel.

Su primer gran torneo fue el Grand Prix Porto Alegre de 2015, donde conoció a otro de sus jugadores brasileños favoritos, Paulo Vitor Damo da Rosa, y a Willy Edel, miembro del Salón de la Fama.

Meeting some heroes.
Un día como otro cualquiera, junto a tus ídolos.

"Fue un evento increíble", afirma Gabriel. "Pude quedar con mis amigos, conseguí algunas cosas geniales en la pared de premios y me lo pasé en grande jugando a Magic".

Aprender a volar y aprender a fracasar

Para la jugadora australiana Ruby Caganoff, animarse a participar en su primer GP fue una decisión difícil. Ruby mandó un correo electrónico a mi podcast, Magic the Amateuring, para que le aconsejáramos si debía o no debía ir al GP Sídney con su grupo de amigos.

"Quiero jugar en un Grand Prix, pero me pongo muy nerviosa pensando que perderé muchas partidas o que podría pasarlo mal", escribió.

El miedo a fracasar es algo con lo que todos lidiamos a diario, pero no solo en Magic, sino en la vida. Aprender a superar ese miedo e incluso aceptarlo es un paso vital.

A pesar de que Ruby solo llevaba unos cinco meses jugando semicompetitivamente, mi compañera de podcast Meghan y yo la animamos a que participase. Cabía la posibilidad de que Ruby perdiese unos cuantos enfrentamientos, pero, como jugadores de Magic, es importante aprender a aceptarlo.

En mi primer GP (en Sacramento, en 2014), empecé el día perdiendo 0-2. Seguí luchando y conseguí rascar un par de victorias, pero pronto encajé la tercera derrota y me retiré. Inmediatamente después, me inscribí en un evento paralelo GP Rebound y logré un resultado de 4-1. Aunque me sentí genial por terminar un evento con un registro positivo, me di cuenta de que en realidad había aprendido más con mis derrotas que con mis victorias.

Antes de participar en ese GP, me sentía estancada. Mis habilidades no mejoraban y no sabía qué hacer para seguir progresando. Pues bien, gracias a aquellas derrotas aprendí todo lo posible jugando contra gente mejor que yo y experimenté un fenómeno habitual entre quienes participan en su primer gran evento: mejoré mi nivel.

Ruby takes on Grand Prix Sydney.
Ruby acepta el reto del Grand Prix Sídney.

Ruby no ganó ningún enfrentamiento en el GP Sídney, pero jugó las nueve rondas del día uno, lo que demuestra una tenacidad y una actitud sensacionales.

"Después de la tercera o la cuarta ronda y de que los jugadores más serios se trasladaran a las primeras mesas, descubrí que mis próximos oponentes estaban en la misma situación que yo", dice Ruby. "Al final hice amigos entre la gente de las últimas mesas".

Ruby consiguió ganar algunas partidas muy difíciles y se lo pasó de maravilla cuando lo consiguió.

"Si juegas en el evento principal, no te agobies pensando que todo el mundo está allí para ganar", explica. "¡Hay jugadores que solo van a divertirse y conocer gente!". Aun así, parece que a Ruby le ha entrado el gusanillo de competir.

¿Sabéis cuál es su objetivo para el próximo GP?

"Ganar al menos una ronda", dice con una sonrisa.

Si dudáis entre ir o no ir a vuestro primer Grand Prix, os recomiendo que lo hagáis.

No lo digo solo porque sé que os divertiréis como nunca, que mejoraréis como jugadores y que tendréis anécdotas fantásticas que contar, sino porque este juego se llama Magic por más de un motivo.

Porque cada nuevo reto hará que evoquéis esa sensación indescriptible que tuvisteis al descubrir este juego. Y esa sensación siempre tendrá algo realmente mágico.

Latest Feature Articles

FEATURE

10 de Noviembre de 2021

Guía de la Presentación de Innistrad: Compromiso escarlata by, Gavin Verhey

Va a celebrarse una boda... ¡y estás en la lista de invitados! La vampiresa legendaria Olivia Voldaren va a casarse con Edgar Markov. Todo el mundo se muere de ganas de ir. Y tú no eres ...

Learn More

FEATURE

8 de Noviembre de 2021

Resumen de productos de Innistrad: Compromiso escarlata by, Harless Snyder

(Nota del editor: Hemos actualizado el texto para reflejar que se pueden encontrar dos Sobres de carta especial en cada caja de sobres de coleccionista.) ¡Saludos a todo lo que haga ruid...

Learn More

Artículos

Artículos

Feature Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All