Amenazas y respuestas

Posted in Level One on 18 de Agosto de 2015

By Reid Duke

Over the span of the last nineteen years, since he was five years old, Reid has been a player, a deck builder, a collector, and a lover of the Magic world. Today, he’s a full-time professional Magic player and writer.

Tajo asesino | Ilustración de Yohann Schepacz

Magic es un juego de amenazas y respuestas. El maná, la ventaja de cartas y otros conceptos fundamentales forman la base de todas las partidas de Magic, pero las amenazas (como las criaturas y los Planeswalkers) son lo que da la victoria. Por otro lado, una respuesta bien utilizada (como un hechizo de anulación) puede decantar la partida a nuestro favor, mientras que la falta de respuestas puede hacer que perdamos el control de la situación.

La carta que revelaré hoy es un hechizo de anulación eficiente y fiable de Kans de Tarkir. Para apreciar totalmente su valor, es útil que primero comprendamos la importancia de las amenazas y las respuestas en Magic. Puede ser difícil comparar el valor de dos tipos de cartas tan distintos, pero la clave es encontrar un equilibrio sensato entre amenazas y respuestas.

El comportamiento proactivo

En todo momento, los jugadores pueden comportarse de dos formas: proactivamente (desplegando amenazas, atacando o usando otros métodos para desarrollar su estrategia) o reactivamente (defendiéndose y tratando de responder a las amenazas del adversario). En el mundo de Magic, el término "proactivo" tiene una connotación positiva: ser proactivo es bueno.

Hay una máxima muy conocida que fue acuñada por Dave Price, un jugador profesional de los inicios de Magic al que todavía hoy se le conoce como "the King of Beatdown" (el Rey de las Palizas). La máxima dice lo siguiente: "Aunque hay respuestas inadecuadas, no hay amenazas inadecuadas".

En otras palabras, cuando robamos una amenaza, pueden suceder dos cosas: que el oponente no tenga la respuesta adecuada y nuestra amenaza nos encamine hacia la victoria, o que el oponente tenga una respuesta y hagamos un intercambio (normalmente) neutral. Si llenamos nuestro mazo con muchas criaturas poderosas, correremos pocos riesgos.

Robar una respuesta (una carta reactiva) es muy distinto. Puede que el oponente ni siquiera tenga una amenaza, en cuyo caso, nuestra carta de respuesta no resultará especialmente útil. En el mejor de los casos, podremos responder a una amenaza y anular una de las acciones del oponente, haciendo un intercambio (normalmente) neutral. Sin embargo, existe un tercer caso que puede resultar desastroso, que es cuando nuestras respuestas no son adecuadas para las amenazas del oponente, como cuando tenemos un Pilar de luz y el rival cuenta con una criatura 3/3.

Esto no significa que las cartas de respuesta sean inútiles; ¡hay muchas situaciones donde serán necesarias para sobrevivir! Sin embargo, aunque llenar nuestro mazo de respuestas puede servirnos para ganar tiempo, estas cartas no contribuirán a darnos la victoria. Por norma general, el jugador que despliega amenazas de forma proactiva tiene más papeletas para ganar la partida que el jugador que responde a ellas.

Otra ventaja de ser proactivos es que no quedaremos a merced de la estrategia del oponente. En el transcurso de un torneo largo, puede que lleguemos a enfrentarnos a diez rivales distintos con diez mazos diferentes. Quizá no sepamos exactamente qué estrategias utiliza cada uno. ¡Lo que está claro es que no podremos ajustar nuestro mazo para que sea perfecto contra todos ellos! Sin embargo, si utilizamos una estrategia proactiva y nos centramos en llevar a cabo nuestro plan de juego, tendremos posibilidades de derrotar incluso a las estrategias contra las que no estábamos preparados.

Las amenazas

Las amenazas son lo que gana partidas. Se puede vencer fácilmente utilizando una amenaza contra la que el oponente no está preparado. También se puede ganar desplegando amenazas tan rápido que al oponente no le dará tiempo a responder a todas. Otra posibilidad es jugar pensando a largo plazo e imponerse con una amenaza resistente, a la que resulte muy difícil responder. Da igual cómo se desarrolle una partida de Magic: las amenazas van a desempeñar un papel clave.

Echemos un vistazo a algunos tipos de amenazas y a las ventajas que proporcionan.

Amenazas rápidas

Una de las estrategias clásicas es desplegar un montón de criaturas de coste bajo y tratar de ganar la partida antes de que el oponente pueda responder a todas o tenga tiempo de lanzar hechizos más poderosos. Hay muchas criaturas que cuestan solo uno o dos manás, mientras que la gran mayoría de las cartas de respuesta tienen costes más elevados.

La semana pasada os hablé de Terminar con las hostilidades, que probablemente será una de las cartas de respuesta más usadas de Kans de Tarkir. ¡Y cuesta cinco manás! Las criaturas por un maná tendrán la ocasión de atacar cuatro o cinco veces, antes de que Terminar con las hostilidades las barra del campo de batalla.

De forma similar, muchos hechizos de anulación que se intercambian por una carta, como La caída del héroe, cuestan tres manás. Si empezamos a jugar y lanzamos criaturas en los tres primeros turnos, el oponente se las verá y se las deseará para remontar la partida usando cartas de respuesta con costes elevados. Y mientras él intenta resistir, ¡nosotros podemos seguir lanzando más criaturas y atacando!

El problema es que, si todas nuestras criaturas son 1/1 o 2/2, necesitaremos mucho tiempo o muchas criaturas para quitarle 20 vidas al oponente.

Amenazas individuales contundentes

Otra alternativa es utilizar criaturas poderosas, como las criaturas con monstruosidad del bloque Theros.

En este caso, estaremos rechazando la opción de jugar demasiado rápido para las cartas de respuesta enemigas, pero a cambio, cualquiera de nuestras amenazas ganará pronto la partida si no hay respuesta contra ellas. Las cartas de gran impacto como estas tienen el potencial para proporcionar ventaja de cartas virtual y dar victorias.

Recordad: "Aunque hay respuestas inadecuadas, no hay amenazas inadecuadas". Utilizar amenazas individuales contundentes es la mejor forma de sacar ventaja de ese concepto. Con cartas así, el oponente recibirá un duro castigo si sus respuestas no son las adecuadas o no llegan a tiempo.

Amenazas resistentes

Otra posibilidad es utilizar amenazas que esquivan muchos de los hechizos de anulación más habituales. De esta forma, maximizaremos la probabilidad de que el oponente tenga una "respuesta inadecuada".

La Esfinge adivina y otras criaturas con antimaleficio son buenos ejemplos, y una de las mejores que hemos visto en tiempos recientes ha sido el Eteroide.

Si somos cautos y dejamos maná azul disponible en todo momento, ¡será imposible quitar al Eteroide del campo de batalla! Las amenazas resistentes como estas pueden ser opciones especialmente buenas si nuestro mazo utiliza pocas amenazas, porque entonces no podremos permitir que las destruyan fácilmente.

Amenazas que proporcionan un valor garantizado

A veces, nuestras amenazas pueden darnos algún beneficio incluso si el oponente tiene la respuesta adecuada. Las criaturas con habilidades disparadas cuando entran al campo de batalla y las criaturas con prisa son amenazas de este tipo. Sin embargo, los mejores ejemplos son los Planeswalkers, ya que sus habilidades pueden activarse en cuanto los lanzamos.

Por ejemplo, supongamos que lanzamos a Nissa, despertadora del mundo y convertimos un bosque en un Elemental 4/4. Aunque el oponente destruya a Nissa con La caída del héroe, conservaremos una criatura 4/4. El oponente necesitará otra respuesta para librarse del elemental (lo cual sería ventaja de cartas para nosotros); de lo contrario, la criatura seguirá en juego y nos ayudará a ganar la partida.

Las respuestas

Aunque las palabras del señor Price son ciertas y sabias, es innegable que las respuestas son tremendamente importantes. Al fin y al cabo, los oponentes también desplegarán amenazas, y carecer de una respuesta en el momento preciso puede significar una derrota. Necesitaremos respuestas, como hechizos de anulación, para cuando las cosas no vayan bien. Si nuestro mazo está repleto de amenazas pero carece de respuestas, es probable que nos cueste muchísimo remontar si no llevamos la delantera.

Aunque el término "proactivo" tiene connotaciones positivas, el término "reactivo" no tiene por qué significar algo malo. Algunas estrategias reactivas son muy eficaces. Y lo que es más importante: cualquier jugador, con cualquier mazo, tarde o temprano se verá forzado a ser reactivo si pretende ganar una partida.

Las amenazas contundentes (como Polukranos, el devoramundos) dominarán las partidas si no hay respuesta contra ellas. Por tanto, es muy valioso disponer, al menos, de unas pocas respuestas para hacer frente a esas amenazas.

Incluso si utilizamos estrategias rápidas que intentan ganar antes de que otras criaturas más costosas y poderosas entren en escena, correremos el riesgo de que una criatura bloqueadora u otra carta defensiva nos "pare los pies". En este caso, las "amenazas" enemigas no estarían atacándonos directamente, sino que neutralizarían nuestro plan y podrían hacernos perder. Tener acceso a algún tipo de respuesta puede ser un componente clave en nuestra estrategia proactiva. Por ejemplo, fijaos en este mazo:

Rabble Red, de Tom Ross

Download Arena Decklist

El Rabble Red de Tom Ross es un mazo muy proactivo y basado en amenazas. Sin embargo, incluso este tipo de estrategias necesita algunas respuestas escogidas adecuadamente. Para empezar, fijaos en que este mazo se centra en las amenazas rápidas. Su intención es desplegar un montón de criaturas pequeñas lo más rápido posible. Con tantas criaturas pequeñas, la baraja corre el riesgo de que una criatura bloqueadora le pare los pies.

Por ese motivo, el mazo tiene sus propias cartas de respuesta, como Avivar las llamas, la Descarga de rayos e incluso el Golpeador Puño Ardiente y el Maaka de Barrioescombros. Como las "amenazas" más peligrosas para el mazo son las criaturas bloqueadoras, todas las respuestas están pensadas para quitarlas de en medio. El mazo puede quemarlas con Avivar las llamas y luego atacar (una respuesta directa), matar a los bloqueadores con el empujón del Maaka de Barrioescombros (una respuesta situacional), o impedir que bloqueen usando al Golpeador Puño Ardiente (una solución temporal).

Lo mejor de las cartas de respuesta del Rabble Red es que nunca llegan a ser "respuestas inadecuadas". Hasta en la peor de las situaciones, ¡pueden utilizarse para hacer más daño al oponente!

Como veis, incluso las estrategias más veloces utilizan sus propias cartas de respuesta. Normalmente, cuanto más lenta sea nuestra estrategia, más cartas de respuesta necesitaremos, y mejor debe ser su capacidad reactiva contra las amenazas del oponente.

La carta de Kans de Tarkir que voy a revelar hoy es interesante por su sencillez y su versatilidad. Como veréis, se trata de una carta de respuesta elegante y fiable.

En el contexto de las amenazas y las respuestas, el efecto del Tajo asesino es justo lo que necesitamos. Cuando tengamos que responder contra una criatura, el Tajo asesino rara vez nos fallará. Este hechizo puede destruir de todo, desde un Sátiro bebefuego hasta un Polukranos, el devoramundos. Puede eliminar a un atacante que amenaza nuestro total de vidas o quitar de delante a un bloqueador que esté intentando detenernos.

Su segunda habilidad, excavar, influye en su coste de maná y su eficacia. En teoría, el Tajo asesino cuesta cinco manás. Es verdad que probablemente no podamos lanzarlo en los primeros turnos, hasta que llenemos el cementerio con unas cuantas cartas. Sin embargo, cuando la partida esté un poco avanzada, quizá podamos utilizar la habilidad de excavar y lanzar un Tajo asesino por un coste muy bajo, lo que nos proporciona la crucial capacidad de lanzarlo junto a otro hechizo en el mismo turno.

La habilidad de excavar es muy poderosa y se pueden construir mazos que saquen mucha ventaja de ella. Por ejemplo, imaginad un mazo con cartas como el Sátiro buscacaminos y el Ayudante del nigromante. Con cartas así, nos aseguraremos de que el cementerio siempre esté a rebosar. En ese tipo de mazos, ¡nos resultará muy fácil lanzar el Tajo asesino por solo un maná!

Aun así, no hace falta desviarse mucho de las estrategias habituales para sacar provecho de la habilidad de excavar. En un mazo normal y corriente, las criaturas, las tierras y los hechizos acabarán en el cementerio conforme avance la partida y la habilidad de excavar nos permitirá lanzar el Tajo asesino por menos manás con bastante frecuencia, lo cual es muy valioso.

Seguro que Kans de Tarkir nos brindará unas cuantas amenazas contra las que usar este hechizo. Además, tengo la sensación de que el Tajo asesino y Terminar con las hostilidades estarán a la cabeza de un buen repertorio de cartas de respuesta. En los próximos meses, trataremos de aprender a escoger nuestras respuestas para usarlas correctamente contra las amenazas de nuestros oponentes. Y por supuesto, también descubriremos cómo hacer que nuestras amenazas triunfen sobre las respuestas de nuestros adversarios.

Latest Level One Articles

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos de la ventaja de cartas by, Reid Duke

Se dice que, en la vida, solemos conseguir aquello por lo que pagamos. El coste de pagar un hechizo La semana pasada, afirmé que el maná es uno de los recursos básicos de Magic. Lanzar ...

Learn More

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos del maná by, Reid Duke

Prácticamente todas las partidas de Magic empiezan de la misma forma: un jugador pone una tierra en mesa. El maná es el comienzo de todo. Se trata de uno de los recursos más básicos e imp...

Learn More

Artículos

Artículos

Level One Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All

Este sitio utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, proporcionar funciones sociales y analizar el tráfico web. Al hacer clic en SÍ, darás tu consentimiento al uso de cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more