Los limpiamesas

Posted in Level One on 17 de Mayo de 2016

By Reid Duke

Over the span of the last nineteen years, since he was five years old, Reid has been a player, a deck builder, a collector, and a lover of the Magic world. Today, he’s a full-time professional Magic player and writer.

En Level One, Reid Duke explica los principios básicos de Magic. Esta columna se publicó el año pasado en inglés y ahora la hemos traducido para acercarla al resto de jugadores de otros idiomas. ¡Que la disfrutéis!


Normalmente evito hablar de cartas específicas en Level One. Sin embargo, hay ciertas categorías de ellas que son tan importantes, tan poderosas y tan influyentes en las partidas que ni siquiera una guía básica estaría completa sin mencionarlas. Por eso, hoy voy a hablaros acerca de los limpiamesas. ¡Además, al final revelaré una novedad interesante y poderosa de Magic Orígenes!

Los limpiamesas son las cartas capaces de destruir muchas criaturas de un solo golpe. También se conocen como reiniciadores o iras, debido a la primera y más emblemática de estas cartas.

La Ira de Dios es bastante sencilla (me refiero a su texto, no a su impacto en una partida), pero los limpiamesas pueden adoptar todo tipo de formas. Muchos de ellos, como la Ira de Dios, son simétricos. Otros, como Tras los pasos de Garruk, no lo son. Algunos, como la Grieta sísmica, son condicionales. Incluso hay algunos, como la Bóveda peligrosa, que no destruyen solamente criaturas. Tanto si los usamos como si los usan contra nosotros, es importante comprender todas estas diferencias sutiles entre los limpiamesas.

Los limpiamesas definen formatos

Decir que una carta define un formato son palabras mayores. Para que una carta defina un formato, no basta con que sea poderosa. Este calificativo no solo significa que una carta se utiliza en muchos mazos distintos: significa que la mayoría de los mazos del formato, o incluso todos, giran en torno a su existencia. Pues bien, los limpiamesas tienen muchísimo potencial para definir formatos.

Cuando nos adentramos en un formato nuevo, una de las primeras cosas que debemos hacer es comprobar cuáles son los limpiamesas disponibles en él, ya que influirán tanto en la construcción de nuestros mazos como en nuestra forma de jugar. En algunos formatos de Limitado hay pocos limpiamesas, o incluso ninguno. ¡Estupendo! Así podemos jugar con normalidad y desarrollar nuestra presencia en mesa tranquilamente. Sin embargo, en otros formatos hay que andarse con ojo.

Por ejemplo, Dragones de Tarkir tiene la Grieta sísmica a nivel infrecuente; eso no significa que vayamos a encontrárnosla en todas las partidas (o incluso en todos los drafts), pero tampoco podemos dejar que nos pille por sorpresa. Es una ira condicional, así que tenemos formas de ajustar nuestra baraja para hacerla menos vulnerable a esa carta. Con un mazo verde-rojo, podemos sacar mucho partido a la Grieta sísmica si la mayoría de nuestras criaturas tienen una resistencia de 3 o más. Los mazos azules-rojos también le sacarán mucho partido si utilizan pocas criaturas, o si la mayoría de ellas tienen la habilidad de volar. Otros tipos de barajas rojas pueden banquillearla contra los oponentes que sean especialmente vulnerables a ella. Y si nuestro mazo puede verse en serios problemas ante una Grieta sísmica, debemos jugar teniendo en cuenta ese factor.

Destino reescrito tiene el Quid del destino a nivel raro. Técnicamente, este conjuro también es condicional, pero en la mayoría de situaciones será capaz de destruir todas las criaturas del campo de batalla, por lo que es muy difícil ajustar un mazo para hacerlo resistente al Quid del destino. Sin embargo, esta carta es rara, así que no necesitamos preocuparnos por ella en Limitado a menos que veamos que el oponente la tiene.

En Construido es aún más importante conocer los limpiamesas del formato, porque todos los jugadores que quieran utilizarlos tendrán acceso a ellos. En el entorno actual de Estándar, la mayoría de los mazos de control utilizan una copia de Ugin, el dragón espíritu y entre una y tres copias de Terminar con las hostilidades o el Quid del destino. Además, Ahogado en pena es otra carta muy habitual en los banquillos. Por otro lado, también debemos tener cuidado cuando lancemos dos criaturas con el mismo nombre, porque eso nos hará vulnerables a una Peste biliar.

Cuando construyamos nuestro mazo, si vemos que los limpiamesas predominantes son una amenaza para él, conviene que busquemos soluciones a ese problema. Por ejemplo, algunos mazos monorrojos utilizan criaturas con rapidez para zafarse de los Ahogado en pena, mientras que casi todas las barajas Green Devotion llevan Elementales susurramadera como medida de seguridad contra Terminar con las hostilidades.

En plena partida, debemos sopesar los riesgos y las recompensas de lanzar muchas criaturas y arriesgarnos a que pueda caer una ira.


Cuándo incluir limpiamesas en un mazo

Los limpiamesas son poderosos tanto en Construido como en Limitado. Sin embargo, en Limitado, donde los niveles de eficacia son inferiores y todos los mazos llevan muchas criaturas, estas cartas son auténticas bombas. En esos formatos siempre es mejor jugar con cartas como el Quid del destino, por muchas criaturas que haya en nuestro mazo y muy agresivo que sea. Tener el control de un efecto tan demoledor es una ventaja enorme en prácticamente cualquier situación. Si vemos que necesitaremos lanzar nuestro Quid del destino, podemos reservar algunas criaturas en la mano. Y si vemos que podemos ganar sin necesidad de usarlo, ¡mejor que mejor!

Los limpiamesas menos potentes, como la Grieta sísmica, no nos ponen las cosas tan fáciles. Pueden ser buenas cartas que llevar de base si nuestro mazo puede sacarles partido o si el formato es adecuado para ellos (por ejemplo, si es rápido y hay muchas criaturas pequeñas, la Grieta sísmica será una carta estupenda). Si no, casi siempre serán cartas excelentes como banquillo.


Mazos de control

En Construido, los limpiamesas funcionan a pleno rendimiento en los mazos de control. Estas barajas se basan en obtener ventaja de cartas y quieren que las partidas se prolonguen. Cómo no, los reiniciadores funcionan de maravilla para conseguir ambas cosas. Y lo que es más importante: los mazos de control suelen utilizar pocas criaturas, ¡así que los efectos en teoría simétricos de los limpiamesas no son para nada simétricos!


Mazos basados en criaturas

A veces, los mazos repletos de criaturas también puedan sacar provecho de los limpiamesas. Sin embargo, para ello tienen que pagar un precio mucho mayor que los mazos de control.

Los limpiamesas obligan a basar en ellos la estrategia de juego y no son especialmente útiles si pretendemos jugar limpio, usando una táctica normal. Pensad en el siguiente caso.

Estamos jugando un duelo de barajas Abzan. Hemos llegado al cuarto turno y no hay criaturas en el campo de batalla. Nuestra mano contiene un Rinoceronte de asedio y un Quid del destino. ¿Qué nos conviene hacer? Si no lanzamos al Rinoceronte de asedio en este turno, no aprovecharemos todo su potencial. Pero claro, si lo lanzamos, quizá no podamos exprimir al máximo el Quid del destino.

Digamos que lanzamos el Rinoceronte de asedio (probablemente sea lo mejor). Llega el turno del oponente, que también lanza un Rinoceronte de asedio. Y ahora, ¿qué hacemos? Lanzar el Quid del destino tendría un efecto completamente simétrico y no serviría de mucho, así que dejamos pasar el turno. El oponente usa a Anafenza, la líder. Ahora podemos hacer un intercambio dos por dos (Quid del destino y Rinoceronte de asedio por Rinoceronte de asedio y Anafenza). No está mal, pero tampoco es la bomba y el limpiamesas nos saldría caro. Podríamos esperar y ver si el oponente lanza una tercera criatura, pero ¿y si no lo hace? O peor aún: ¿y si destruye a nuestro Rinoceronte de asedio y nos hace más daño del que esperábamos?

Estas situaciones me parecen bastante habituales. El Quid del destino no es una carta mala para un mirror de Abzan, porque casi siempre habrá ocasión de utilizarlo. Sin embargo, no es especialmente fiable. Volvamos al principio del ejemplo y sustituyamos el Quid del destino por La caída del héroe... Como veis, las cosas están mucho más claras: lanzamos nuestro Rinoceronte, destruimos el del oponente y pasamos al ataque.

En resumen, los hechizos de anulación selectivos suelen ser mejores que los limpiamesas para los mazos basados en criaturas. No obstante, si la baraja del oponente (como Green Devotion) o ciertas cartas (como la Volañera roc) nos exigen utilizar algunos limpiamesas, tenemos la opción de hacerlo.


¿Al mazo principal o al banquillo?

Es más fácil llevar limpiamesas en el banquillo que en el mazo principal: aunque sean fantásticos contra ciertos oponentes (mazos de criaturas), contra otros no sirven de gran cosa (mazos de control).

Irónicamente, estas cartas son mucho más poderosas cuando se llevan en el mazo principal. Una cantidad asombrosa de primeras partidas de un enfrentamiento se reducen a "el jugador A ganará si tiene un limpiamesas; si no, ganará el jugador B".

Esto ocurre por dos motivos. El primero es que los mazos de criaturas no suelen tener las herramientas necesarias para "minimizar los daños" de un limpiamesas hasta después de banquillear. Si una baraja está diseñada para llenar la mesa con criaturas y atacar, es probable que sea excelente llevando a cabo ese plan y que no tenga muchas otras tácticas.

El segundo motivo es que los mazos de control (o los midrange) a menudo no tienen suficiente removal selectivo como para frenar al mazo de criaturas antes de banquillear. Para desmantelar una baraja Green Devotion o Mono-Red en la primera partida, un mazo necesitaría tantos hechizos de anulación que no tendría espacio para mucho más. Además, ¡así tendrían demasiadas cartas muertas contra las barajas que no ganan usando criaturas!

Por esos motivos, el factor "¿tienes el limpiamesas o no?" es tan determinante en las primeras partidas, donde estas cartas rinden al máximo. Después de banquillear, la dinámica cambia. Los mazos de criaturas saben que deben prepararse contra los reiniciadores, así que ajustan su plan de juego: diversifican sus amenazas añadiendo Planeswalkers, criaturas con rapidez y cualquier otra herramienta a la que tengan acceso. Algunos incluso banquillean respuestas contra los limpiamesas, como Confiscar pensamientos o Negar.

Los mazos de control o midrange banquillearán todos los hechizos de anulación y otras medidas defensivas de las que dispongan. Ahora, su plan se convierte en destruir a todas las criaturas que les pongan por delante, y cuanto antes. Las barajas de criaturas ya no van a dedicarse a reunir un gran ejército, así que los limpiamesas dejarán de ser una de las herramientas principales, aunque tal vez sigan siendo efectivos.

Por estas razones, los limpiamesas incondicionales (Terminar con las hostilidades, Quid del destino, etc.) rinden al máximo cuando están en el mazo principal. En cambio, los limpiamesas condicionales, como Ahogado en pena, son muy buenos como cartas de banquillo, porque destacan contra oponentes específicos.


La carta que voy a revelar hoy es un nuevo limpiamesas de Magic Orígenes. Podredumbre camina sobre la delgada línea que separa a los limpiamesas condicionales de los incondicionales. Su coste de cuatro manás es inferior al de Terminar con las hostilidades y el Quid del destino, y ese detalle lo vuelve muy relevante. Esa cualidad hace que la Podredumbre sea una novedad interesantísima para Estándar. ¡Puede que llegue a definir el formato!

La Podredumbre barrerá a las criaturas pequeñas (incluso si pueden regenerarse o son indestructibles), pero no a las que tengan una resistencia de 5 o más. Eso la convierte en un limpiamesas conveniente para los mazos negros de criaturas, porque el Rinoceronte de asedio, Tasigur, el Colmillo Dorado, Sílumgar, señor dragón y Sílumgar, la Muerte Errante sobrevivirán a ella. Es fácil construir un mazo para que sea resistente a sus propias Podredumbres y así aproveche al máximo su efecto simétrico.

El coste de cuatro manás es lo bastante bajo como para que la Podredumbre pueda salvarnos contra mazos monorrojos y sus Agitadores trasgos. Además, su efecto tiene la potencia suficiente para seguir siendo útil a partida avanzada, donde podrá destruir Regentes tempestad desatada y Ójutais.

No sé si la Podredumbre conseguirá reemplazar a Ahogado en pena y el Quid del destino, pero no cabe duda de que tendrá un hueco junto a esas cartas. Con tantos limpiamesas disponibles, solo tenemos que escoger los más adecuados a nuestras necesidades. Construir un mazo lo bastante resistente contra el repertorio de reiniciadores que hay en Estándar será todo un desafío. Sin embargo, ¡quienes lo consigan se verán recompensados por su esfuerzo!

Latest Level One Articles

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos de la ventaja de cartas by, Reid Duke

Se dice que, en la vida, solemos conseguir aquello por lo que pagamos. El coste de pagar un hechizo La semana pasada, afirmé que el maná es uno de los recursos básicos de Magic. Lanzar ...

Learn More

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos del maná by, Reid Duke

Prácticamente todas las partidas de Magic empiezan de la misma forma: un jugador pone una tierra en mesa. El maná es el comienzo de todo. Se trata de uno de los recursos más básicos e imp...

Learn More

Artículos

Artículos

Level One Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All

Este sitio utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, proporcionar funciones sociales y analizar el tráfico web. Al hacer clic en SÍ, darás tu consentimiento al uso de cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more