Los mulligans, parte III: Construido

Posted in Level One on 24 de Mayo de 2016

By Reid Duke

Over the span of the last nineteen years, since he was five years old, Reid has been a player, a deck builder, a collector, and a lover of the Magic world. Today, he’s a full-time professional Magic player and writer.

En Level One, Reid Duke explica los principios básicos de Magic. Esta columna se publicó el año pasado en inglés y ahora la hemos traducido para acercarla al resto de jugadores de otros idiomas. ¡Que la disfrutéis!


Todos los mazos de Limitado comparten una serie de características. Es cierto que los hay más rápidos o más lentos y que algunos tienen bombas raras, mientras que otros no. Sin embargo, las barajas de Limitado son previsibles en el sentido de que prácticamente todas intentan ganar atacando con criaturas, dominando la mesa con hechizos de anulación y acumulando pequeñas ventajas a lo largo de las partidas. En el caso de Construido no se puede decir lo mismo.

Los mazos de Construido pueden presentar diferencias abismales entre ellos. Sus estrategias pueden ser completamente distintas y hay desde barajas raudas como el viento hasta otras lentas como un glaciar. Asimismo, las cartas que funcionan de maravilla contra un mazo pueden ser prácticamente inútiles contra otro. Por estos motivos, hacer mulligan en Construido es mucho más difícil que en Limitado.

Los artículos anteriores de Level One en los que hablé sobre los mulligans (parte uno y parte dos) explican muchos conceptos importantes que pueden aplicarse a las decisiones de mulligan en Construido. Sin embargo, hoy profundizaremos en este tema y analizaremos cómo repercuten en estas decisiones tanto nuestro mazo como el del oponente. Además, al final os revelaré una carta exclusiva de Magic Orígenes que tiene mucho que ver con las decisiones de mulligan.

Conocer tu mazo

Las decisiones de mulligan en Construido se basan en el contexto, en cómo funcionará nuestro mazo contra el del oponente. El primer paso para interpretar el contexto es comprender cómo funciona nuestra propia baraja. ¿Cuál es nuestro plan de juego? ¿Qué herramientas necesitamos para desarrollarlo? ¿Cómo nos afecta hacer mulligan o quedarnos una mano mala?

Cartas clave

En ocasiones, la presencia o la ausencia de una carta específica puede tener una influencia inmensa en la viabilidad de una mano inicial.

En Modern, la baraja Bogles se basa en poner un puñado de auras (como el Rencor y la Corona del amanecer) a una criatura con antimaleficio, como el Bogle resbaladizo o el Explorador de Amparo del Claro. Eso le permite lanzarse a por el oponente enseguida y sin temor a que sus criaturas mueran ante un hechizo de anulación selectivo.

Ese mazo cuenta con ocho criaturas de coste 1 con antimaleficio y es imprescindible que tenga una de ellas en la mano inicial. Contra un oponente desconocido, la baraja Bogles siempre hará mulligan cuando robe una mano de siete o seis cartas que no contenga un Bogle resbaladizo o un Explorador de Amparo del Claro.

Maleza Bordenavaja, Brezal azotado por el viento, Rencor, Armadura etérea, Corona del amanecer, Valor inquebrantable, Camino al exilio

Esta mano contiene una buena proporción de tierras y hechizos, pero no cuenta con ninguna de las cartas clave del mazo, así que conviene sustituirla.

En cambio, si una mano inicial contiene alguna de las cartas clave del mazo, hay que ser un poco menos exigente con ella. Por ejemplo, es mejor no reemplazar una mano funcional con un Bogle resbaladizo y arriesgarse a robar una mano de seis cartas que no lo contenga.

Bosque, Llanura, Enramada del horizonte, Explorador de Amparo del Claro, Explorador de Amparo del Claro, Explorador de Amparo del Claro, Rencor

Maleza Bordenavaja, Bogle resbaladizo, Rencor, Armadura etérea, Corona del amanecer, Corona del amanecer, Valor inquebrantable

Ninguna de estas manos es perfecta y ambas necesitarán que la biblioteca sea benévola con ellas, pero la presencia de las cartas clave hace que merezca la pena quedárselas.

Veamos un ejemplo parecido y un poco menos extremo. En Estándar, el mazo de rampeo Green Devotion se basa en generar mucho maná y usar cartas ultrapoderosas a partir del cuarto turno. Esta baraja necesita criaturas aceleradoras de maná para despegar a lo grande, como el Místico élfico o la Cariátide silvana. No hay que hacer mulligan "automáticamente" si la mano carece de alguna de estas cartas, pero su presencia o ausencia son factores muy importantes. Si la mano es viable a duras penas y no tiene ninguna de esas criaturas, es bastante razonable sustituirla.

Bosque, Bosque, Bosque, Bosque, Polukranos, el devoramundos, Hidra del génesis, Avispa reina

Al igual que antes, esta mano tiene una buena proporción de tierras y hechizos, pero carece de aceleradores de maná y es demasiado lenta. En conclusión, es mejor hacer mulligan.

Suponed que lo hacemos y que entonces robamos lo siguiente:

Bosque, Bosque, Bosque, Nyktos, altar de Nyx, Místico élfico, Cariátide silvana

Esta mano de seis cartas no contiene ningún peso pesado. Sin embargo, con ella tendremos los motores preparados para ganar si robamos buenas cartas. Si tenemos la suerte de que la siguiente carta de la biblioteca sea un Elemental susurramadera, ¡podremos lanzarlo en tercer turno! En resumen, los aceleradores de maná hacen que esta mano sea más viable que hacer mulligan a cinco.

La última vez que hablamos sobre los mulligans os expliqué la importancia de la cantidad de cartas. Pues bien, el mazo Green Devotion no puede prescindir de sus recursos, ya que tiene una curva de maná elevada y sufrirá para ganar si tiene que hacer mulligan a cinco.

Cartas de coste bajo y rendimiento inmediato

¿Qué tienen en común las cartas clave de los dos mazos que hemos visto? Que son de coste bajo. En la mayoría de las barajas, las "cartas clave" (las que son más importantes para la mano inicial) son las que interesa utilizar en los primeros turnos de la partida. Las cartas de coste elevado pueden robarse y lanzarse más tarde, pero si nuestra mano inicial no nos permite hacer nuestras jugadas ideales en los primeros turnos, luego no habrá vuelta atrás.

Los formatos de Construido son veloces e inclementes. Hacer una salida demasiado lenta puede traducirse en una derrota, por lo que nuestras decisiones de mulligan deben tenerlo en cuenta. Hay que dar importancia a que nuestra mano inicial nos proporcione un buen arranque y hacer mulligans más agresivos si nuestro mazo (o el del oponente) es muy rápido.

Hay una diferencia importante entre los mazos que tratan de ganar pronto y los que juegan a prolongar las partidas. Si nuestro objetivo es ganar en el quinto turno, las siete cartas iniciales tienen que ser capaces de hacer buena parte del trabajo. Al fin y al cabo, con esas barajas intentaremos robar solo un puñado de cartas. En cambio, los mazos que no tienen problema en prolongar la partida hasta el décimo o el duodécimo turno pueden tener paciencia y esperar a que aparezcan sus mejores herramientas. Fijaos en estas dos manos:

Montaña, Montaña, Confluencia de maná, Zarpazo salvaje, Mandato de Atarka, Descarga de rayos, Descarga de rayos

Ciudadela esteparenosa, Ciudadela esteparenosa, Brezal azotado por el viento, Confiscar pensamientos, Peste biliar, La caída del héroe, La caída del héroe

Las dos contienen tres tierras y cuatro hechizos y ambas son capaces de destruir a las primeras criaturas que juegue el oponente. Sin embargo, una de ellas probablemente debería hacer mulligan, mientras que la otra es magnífica.

La primera mano corresponde a un mazo monorrojo agresivo, cuyo objetivo es sentenciar la partida pronto. Su principal virtud es pasar al ataque enseguida y llenar la mesa con criaturas antes de que el oponente pueda levantar sus defensas. Por desgracia, la mano carece de criaturas y eso le pondrá difícil desarrollar su estrategia. Este mazo necesita lanzar una criatura (o dos, o tres...) en los tres primeros turnos de la partida, pero perderá la oportunidad de hacerlo si los primeros robos no son benévolos con él. Por tanto, quedarse esta mano significaría no aprovechar los puntos fuertes del mazo.

La segunda mano pertenece a una baraja Abzan Control, que es defensiva y trata de prolongar la partida y obtener pequeñas ventajas poco a poco. Su objetivo es sobrevivir hasta la etapa intermedia o avanzada, donde sus cartas más eficaces y sus oportunidades de hacer dos por unos le permitirán imponerse a las cartas que robe el oponente. La mano que hemos visto es perfecta para ese plan, porque puede desmantelar la ofensiva inicial del adversario y permite esperar pacientemente a que la biblioteca proporcione nuevas herramientas.

Conocer el mazo del oponente

Conocer el mazo del oponente es tan importante al tomar decisiones de mulligan como conocer tu propio mazo. Aunque vayamos a un torneo con un plan de juego en mente, quizá tengamos que ajustarlo un poco (o mucho) dependiendo de cómo funcione nuestro mazo contra el del oponente.

En el contexto de un torneo, rara vez conoceremos qué baraja pilota cada adversario antes de enfrentarnos a la decisión de mulligan de la primera partida. Sin embargo, siempre lo sabremos después de banquillear. De hecho, el banquillo es un factor muy importante al tomar decisiones de mulligan.

Cartas clave contra el mazo del oponente

En otra ocasión os dije que Confiscar pensamientos es una de las mejores cartas contra el mazo Blue-White Heroic y que es importante tenerla en la mano inicial. Por poner otro ejemplo, imaginad que estamos en una competición de Modern y que hemos banquilleado tres copias de De vuelta a la naturaleza contra una baraja Bogles, basada en encantamientos, o que hemos banquilleado tres Agravios antiguos contra un mazo Affinity, basado en artefactos. No es imprescindible hacer mulligan hasta encontrar esas cartas, pero debemos tener en cuenta que una mano pasable de seis cartas con una de nuestras herramientas clave será mucho mejor que una mano mediocre de siete cartas que no tenga ninguna de ellas. Si estamos indecisos, la presencia de estas cartas de banquillo puede ser un gran punto a favor de hacer mulligan.

Enfrentamientos rápidos

Si el oponente tiene una baraja veloz, debemos estar preparados para lidiar con su ofensiva inicial. Quedarnos una mano lenta puede ser razonable en ciertos enfrentamientos, pero si sabemos que el oponente utiliza un mazo Mono-Red Aggro, debemos hacer mulligan para conseguir una mano a la que no le pasen por encima.

Enfrentamientos lentos

En otros duelos podemos contar con que la partida no terminará con un asalto repentino. En esos casos, conviene ser más tolerantes con la mano inicial para evitar la desventaja de empezar con una carta menos.

Imaginad que jugamos una baraja Esper Control y que nuestra mano inicial es esta:

Templo de la iluminación, Templo del engaño, Delta contaminado, Pantano, Isla, Negar, Hurgar en el tiempo

Esta mano es muy buena contra mazos de control, como el Abzan o el Blue-Black Control. En cambio, si jugamos contra una baraja Mono-Red, no debemos dudar ni un segundo en hacer mulligan. Todo depende del contexto y, como acabamos de ver, el ritmo del enfrentamiento es uno de los factores más importantes.

El Vórtice fundido

El Vórtice fundido es una de esas cartas que me encanta revelar, porque su efecto es extremadamente poderoso y fuera de lo común. Esta carta es capaz de cambiar la dinámica de un duelo.

En toda la historia de Magic solo hay dos cartas comparables al Vórtice fundido: la Tormenta mágica y el Asalto sísmico. Ambas fueron increíblemente eficaces en su época y espero que el Vórtice fundido siga sus pasos.

De hecho, el Vórtice fundido ofrece algunas ventajas respecto a sus antecesoras. Su coste es mucho más asequible y usar su habilidad cuesta la mitad que activar la Tormenta mágica. La habilidad del Asalto sísmico no requiere costes de maná, por lo que tiene más potencial en mazos de combo que traten de arrojar de golpe una mano llena de tierras. Sin embargo, creo que el Vórtice fundido es superior si pretendemos "jugar limpio".

Puede que "jugar limpio" no sea una descripción adecuada para su efecto, porque hay muchas formas de explotarlo. Una de las posibilidades que se me ocurren es combinar el Vórtice fundido con la Vida desde el barro en Legacy o Modern.

La Vida desde el barro no es la única herramienta capaz de poner más tierras en nuestras manos. En el formato Estándar actual, el Vórtice fundido podría incluirse en un mazo temur con Sátiros buscacaminos y Cruceros del tesoro. Esa baraja podría conseguir las tierras necesarias para alimentar el Vórtice. Además, con el motor del Sátiro y la Protectora de la guarida, podríamos dejar el Vórtice en el cementerio y recogerlo a partida avanzada, una vez que tengamos todo preparado para usarlo.

También puede que no sea necesario hacer nada en especial para sacar provecho del Vórtice fundido. Contra un mazo de criaturas pequeñas, basta con eliminar dos o tres de ellas para que el Vórtice haya tenido un impacto razonable.

El Vórtice fundido puede rendir muy bien en mazos con curvas de maná bajas que necesiten pocas tierras. Por ejemplo, imaginad que nuestra baraja no tiene nada que cueste más de 2 manás y que una partida ha llegado al séptimo u octavo turno. En ese caso, sería una buena idea conservar tres o cuatro tierras en la mano para aprovecharlas con el Vórtice fundido. Como veis, esta carta proporciona un "alcance" tremendo a los mazos aggro.

Hay dos razones por las que he querido hablar de los mulligans al revelar el Vórtice fundido.

Para empezar, es probable que sea una de las cartas clave de cualquier baraja que decida utilizarlo. Si hemos decidido incluir el Vórtice fundido en nuestro mazo, es probable que nuestra estrategia se base en sacarle partido. Por tanto, la baraja seguramente funcione mejor cuando disponemos de él. En ese caso, debemos estar más dispuestos a reemplazar la mano inicial si vemos que el Vórtice no se encuentra en ella.

Sin embargo, hay que tener en cuenta otro factor: el Vórtice fundido es una herramienta que exige una cantidad de cartas elevada. Este encantamiento permite aprovechar los recursos sobrantes, pero no podremos exprimirlo al máximo si tenemos pocas cartas en la mano. Por ese motivo, jugar con una carta menos es un precio muy elevado.

En conclusión, decidir si hacer mulligan o no consiste en sopesar los pros y los contras, los riesgos y las recompensas. ¿Qué implica tener una carta menos en la mano inicial? ¿Qué riesgos correremos al quedarnos una mano que no sea óptima? En esta serie de tres artículos os he planteado muchas preguntas, pero os he ofrecido pocas respuestas concretas. Para tomar mejores decisiones de mulligan hay que cultivar el instinto y desarrollar una capacidad para intuir qué manos son viables y cuáles no. Seguid puliendo estas habilidades y vuestro esfuerzo se verá recompensado.

Latest Level One Articles

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos de la ventaja de cartas by, Reid Duke

Se dice que, en la vida, solemos conseguir aquello por lo que pagamos. El coste de pagar un hechizo La semana pasada, afirmé que el maná es uno de los recursos básicos de Magic. Lanzar ...

Learn More

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos del maná by, Reid Duke

Prácticamente todas las partidas de Magic empiezan de la misma forma: un jugador pone una tierra en mesa. El maná es el comienzo de todo. Se trata de uno de los recursos más básicos e imp...

Learn More

Artículos

Artículos

Level One Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All

Este sitio utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, proporcionar funciones sociales y analizar el tráfico web. Al hacer clic en SÍ, darás tu consentimiento al uso de cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more