Mazo Cerrado

Posted in Level One on 25 de Agosto de 2015

By Reid Duke

Over the span of the last nineteen years, since he was five years old, Reid has been a player, a deck builder, a collector, and a lover of the Magic world. Today, he’s a full-time professional Magic player and writer.

Demonio de la necrópolis | Ilustración de Seb McKinnon

En los artículos que llevamos de Level One, hemos visto unos cuantos conceptos básicos de Magic, y todos ellos pueden aplicarse a cualquier partida con cualquier mazo y entre dos jugadores cualesquiera. Sin embargo, parte de la belleza de Magic radica en sus numerosas variantes. Tenemos cartas nuevas cada pocos meses, así que nunca deja de haber nuevas herramientas que usar y nuevos obstáculos que nos pondrán a prueba.

Además, existen diversos formatos de torneo para jugar a Magic. ¡Todos los fines de semana se organizan competiciones en una docena o más de formatos distintos! Podéis encontrar información sobre los formatos más habituales en esta sección.

Los formatos de los torneos determinan qué cartas son legales en ellos; es decir, con qué cartas podemos construir nuestros mazos, si hay o no hay cartas prohibidas, y si se aplican otras normas especiales para cada formato.

Los formatos se clasifican en dos categorías principales: Construido y Limitado. En los eventos de Construido, debemos preparar nuestro mazo (normalmente, de 60 cartas) en casa y llevarlo al torneo. En los eventos de Limitado, abrimos sobres de cartas durante el torneo y tenemos que preparar nuestro mazo (normalmente, de 40 cartas) al momento. Los formatos de Limitado, aunque resultan difíciles de dominar, son ideales para los principiantes, porque no tendrán la desventaja de no contar con una colección de cartas bien nutrida.

Cada formato tiene sus propias características, que le aportan su toque único y desafiante, y todos ellos requieren que dominemos una serie de habilidades ligeramente distintas. Hoy vamos a familiarizarnos con el formato Mazo Cerrado.

Mazo Cerrado es uno de los dos formatos comunes de Limitado (junto con Booster Draft, del que os hablaré en uno de mis próximos artículos). En él, abrimos seis sobres para obtener nuestra reserva de cartas, añadimos las tierras básicas que necesitemos y construimos un mazo de 40 cartas con todo ello. ¡Así de simple! De todos los formatos, Mazo Cerrado es fantástico como punto de partida, porque aquí es donde más destacan los fundamentos de Magic.

Mazo Cerrado se puede jugar con cualquier colección, y mis explicaciones de hoy son aplicables a cualquier entorno de Mazo Cerrado, ya sea pasado o futuro. Sin embargo, en honor a la Prerelease de este fin de semana, voy a hablar sobre el formato utilizando Kans de Tarkir como referencia.

Qué distingue a Mazo Cerrado de otros formatos

Seis sobres no dan demasiado juego. Puesto que todos los jugadores tienen unos recursos limitados, el nivel de los mazos de este formato es relativamente bajo. Aunque podemos tener en mente una especie de estrategia general, lo habitual es que no logremos construir un mazo muy especializado, porque no tendremos suficientes cartas de ningún tipo en particular. Por tanto, lo que conviene es tratar de construir un mazo bien equilibrado, con una sana combinación de amenazas y respuestas.

Las partidas de Mazo Cerrado suelen ser largas: es raro que terminen antes del sexto o séptimo turno y, a veces, pueden prolongarse hasta el decimoquinto o el vigésimo. Esto significa que, si no tenemos cuidado, podemos lanzar las siete caras de nuestra mano inicial muy pronto y quedarnos a merced del robo por turno durante una buena parte del enfrentamiento.

Mazo Cerrado requiere que planifiquemos pensando en este tipo de partidas largas y que evitemos un par de peligros bastante comunes.

El maná en Mazo Cerrado

El maná debe ser nuestra mayor prioridad en Mazo Cerrado. Establecer una base de maná sólida y una curva de maná equilibrada es ganar la mitad de la batalla. Si necesitáis un recordatorio sobre cómo hacer que vuestra base de maná acompañe al resto de vuestro mazo, podéis encontrar uno aquí.

Fijaos en un detalle: en ese artículo, hice hincapié en que conviene utilizar mazos bicolores. En Mazo Cerrado, suele ser mejor jugar con dos colores como máximo, porque los mazos de tres o más colores pueden ser víctimas de los robos de maná inadecuados. Sin embargo, Kans de Tarkir es un caso especial, porque esta colección da protagonismo a las cartas multicolores y está diseñada para que lo habitual sea jugar con mazos de tres colores (aunque también es posible utilizar dos o cuatro). Preparar el maná será todo un desafío en el formato Mazo Cerrado de Kans de Tarkir.

Por suerte, la colección dispone de algunas herramientas para ayudarnos a construir bases de maná tricolores.

En Mazo Cerrado, podemos utilizar todas las tierras básicas que necesitemos, pero las únicas tierras no básicas que se permite usar son las que abrimos en nuestros sobres. Las tierras que producen maná de más de un color serán extremadamente valiosas, y comprobar qué tierras no básicas tenemos es una muy buena forma de empezar a construir nuestro mazo.

Supongamos que nos gustaría jugar con un mazo blanco, negro y verde (los colores de las dinastías abzanas). Si dependiésemos de seis llanuras, seis pantanos y seis bosques para lanzar nuestros hechizos, nuestro mazo no sería muy fiable. En algunas partidas, no robaríamos ninguna llanura; en otras, no robaríamos ningún pantano; y en otras, no robaríamos ningún bosque. Ahora bien, si pudiésemos sustituir tres tierras por una Ciudadela esteparenosa, unos Yermos desérticos y una Hondonada selvática, tendríamos más recursos de los tres colores y nuestro mazo sería más fiable.

Otra técnica sería centrarse en dos colores y splashear el tercero para utilizar algunas cartas multicolores buenas. Por ejemplo, nuestro mazo abzano podría centrarse en el blanco y el verde, e incluir solo un poco de negro. De esa forma, nuestra base de maná tendría más llanuras y bosques y también reduciríamos el impacto negativo de no tener maná negro desde el principio (porque usaremos menos cartas que dependan de él).

Es triste, pero parte de los duelos de Mazo Cerrado se deciden porque alguno de los jugadores no roba el maná adecuado. ¡Tanto da lo buenas que sean nuestras cartas, si no tenemos forma de lanzarlas! Si construimos mazos con una base de maná sólida, reduciremos los riesgos de perder por culpa del maná. Si construimos mazos con una curva de maná equilibrada (con suficientes criaturas de coste bajo), incrementaremos las posibilidades de castigar a los oponentes que tengan problemas con el maná.

Las bombas en Mazo Cerrado

Algunas partidas se deciden porque un jugador no roba el maná adecuado. Ahora bien, una vez que las partidas se desarrollan y ese problema ya no existe, hay otra forma muy clara de que se resuelvan rápidamente: eso ocurre cuando un jugador tiene una bomba y no hay respuesta contra ella.

Se suele llamar "bomba", sobre todo en Limitado, a las cartas tan poderosas que pueden sentenciar partidas por sí solas.

Perder contra una bomba puede resultar frustrante, tanto como perder por culpa del maná. Aun así, al igual que construimos bases de maná sólidas, también podemos tomar medidas para intentar vencer aunque el oponente nos juegue una bomba.

La primera, por supuesto, ¡es que nosotros también juguemos con todas las bombas que podamos! Cuando abramos nuestros sobres, debemos comprobar cuáles son la flor y la nata de nuestras cartas (sobre todo entre nuestras raras). Las cartas con un impacto especialmente alto en una partida pueden darnos una gran ventaja en Mazo Cerrado, y a menudo merece la pena romper un poco nuestros esquemas para intentar jugarlas.

La segunda medida es disponer de todas las respuestas posibles contra las bombas enemigas.

Al margen de las bombas, los hechizos de anulación están entre las cartas más útiles para Mazo Cerrado. Tener respuestas contra las bombas del oponente suele marcar la diferencia entre perder y ganar. No solo es conveniente incluir todos los hechizos de anulación posibles en nuestro mazo, sino que también debemos ser pacientes al jugar y reservarlos hasta el momento propicio. Sería una lástima desperdiciar una carta con un Cazacráneos mardu y perder más tarde por no neutralizar a un Demonio de la necrópolis.

Jugar a partida larga

Algunas partidas se deciden por el maná inadecuado y otras, por una bomba contra la que no hay respuesta. Ahora bien, cuando ambos jugadores evitan perder por culpa de estos peligros, podemos contar con que las partidas de Mazo Cerrado se alarguen bastante.

De vez en cuando, uno de los jugadores tendrá un robo excelente de criaturas poderosas y se impondrá con contundencia. Sin embargo, recordad que es difícil construir un mazo eficaz o especializado con solo seis sobres. Es mucho más probable que ambos jugadores desplieguen criaturas de categoría similar hasta que la mesa se sature y ninguno pueda atacar provechosamente. Esto se conoce como punto muerto.

Estas situaciones son habituales en Mazo Cerrado, así que es importante tener un plan para romper la igualdad.

Siempre que sea posible, debemos buscar formas de obtener ventaja de cartas (ya sea ventaja técnica o virtual). Robar cartas adicionales o tener abundancia de cartas de gran impacto nos dará ventaja en partidas largas.

Una segunda manera de romper un punto muerto es usar criaturas con evasión, es decir, que tengan la habilidad de volar u otras que las hagan imbloqueables. El valor de las criaturas con evasión se dispara cuando jugamos en Mazo Cerrado.

Si ningún jugador logra romper el punto muerto, la partida podría decidirse por inundación de maná (porque un jugador roba demasiadas tierras). Tal vez nos parezca que tenemos mala suerte cuando empezamos a robar más tierras de las que queremos, pero recordad que esto es inevitable en partidas largas y que es muy común en Mazo Cerrado.

Podemos reducir los riesgos de inundarnos de maná si hacemos dos cosas: primero, construir cuidadosamente nuestra base y nuestra curva de maná, y segundo, incluir en el mazo toda la ventaja de cartas y todas las cartas de gran impacto que sea posible. Por último, tampoco nos vendrían mal algunos sumideros de maná, como criaturas con la habilidad de supervivencia.

Las cartas de gran impacto

Hoy no he dejado de mencionar las cartas de gran impacto. En una partida larga de Mazo Cerrado, es fácil lanzar todas las cartas de nuestra mano y quedarnos jugando con lo que robemos de la biblioteca (o quedarnos "al topdeck"). En ese tipo de partidas, es de crucial importancia que exprimamos al máximo todas y cada una de nuestras cartas.

Recordad que necesitamos una cantidad de tierras adecuada para que el mazo funcione, y que necesitamos una curva de maná equilibrada para que no nos abrumen al inicio de la partida. Teniendo en mente estos dos factores, he aquí un par de técnicas para maximizar nuestra cantidad de cartas de gran impacto.

En primer lugar, no nos conviene jugar con demasiadas cartas de coste bajo. Estas cartas suelen ser menos eficaces (tienen menos impacto) que las cartas de costes elevados. Eso hace que sean menos valiosas en general y que nos beneficien menos si las robamos durante un punto muerto. Debemos incluir suficientes para que no nos abrumen al principio, y luego centrarnos en lo necesario para jugar a partida avanzada. (Depende del mazo y del formato, pero lo habitual en Mazo Cerrado es no usar más de cinco o seis criaturas por un maná o dos).

En segundo lugar, debemos asegurarnos de que tenemos suficientes criaturas. Los hechizos de anulación son estupendos en Mazo Cerrado y es bueno utilizar todos los que caigan en nuestras manos. Sin embargo, también querremos utilizar la mayor cantidad posible de criaturas (yo diría que lo ideal es tener entre catorce y diecinueve). Nos conviene jugar con muy pocas cartas que no sean criaturas o hechizos de anulación. Si una carta no es una amenaza o una respuesta, más vale que haga algo muy, muy especial para que la juguemos en Mazo Cerrado.

El procedimiento para construir un mazo

En resumen, estas son las cosas que necesitamos al jugar en Mazo Cerrado:

  • Una base de maná sólida
  • Una curva de maná equilibrada
  • Todas las cartas de calidad posibles (sobre todo, bombas)
  • Todos los hechizos de anulación y respuestas contra bombas posibles
  • Formas de ganar a partida avanzada y de romper un punto muerto (ventaja de cartas, criaturas con evasión y cartas de gran impacto)
  • Formas de mitigar las inundaciones de maná
  • Abundancia de criaturas y pocas cartas que no sean criaturas o hechizos de anulación

Incluso sabiendo todo esto, seguir el procedimiento para construir un mazo puede ser un auténtico desafío. La primera vez que abráis vuestros seis sobres, quizá os sintáis perdidos. ¡Hasta es difícil saber por dónde empezar!

Aunque no hay un procedimiento "óptimo" para construir en Mazo Cerrado, es importante seguir unas pautas. De lo contrario, desperdiciaremos mucho tiempo y no seremos capaces de identificar nuestras mejores opciones. Para ayudar a aquellos que os sintáis un poco perdidos, voy a describir lo que yo mismo haré cuando abra mis sobres en la Prerelease de Kans de Tarkir.

En primer lugar, abriré los seis sobres y clasificaré mis cartas. Separaré los cinco colores individuales y dividiré las cartas multicolores de las cinco cuñas: Abzan, Jeskai, Sultai, Mardu y Temur.

Explorador eólico jeskai | Ilustración de Johann Bodin

En segundo lugar, comprobaré mis tierras no básicas. Esto quizá me haga rechazar las combinaciones de colores en las que mi maná sería poco fiable. Si tengo muchos correctores de maná en ciertas combinaciones, les daré preferencia.

En tercer lugar, estudiaré cuáles son mis cartas más eficaces. ¿Qué raras tengo? ¿Cuáles de ellas son bombas? ¿Qué infrecuentes de calidad y hechizos de anulación tengo?

En cuarto lugar, repasaré todo y retiraré las cartas que no me interesará jugar. Ahí se irán la mayoría de las cartas que no sean criaturas ni hechizos de anulación, y algunas criaturas de poco impacto. Siempre podré repasar esas cartas más tarde, si veo que a mi mazo le faltan unas pocas cartas.

Llegado a ese punto, tendré un montón de información en mi cabeza y puede que algunas ideas empiecen a destacar. ¿Qué correctores de maná tengo? ¿Cuáles son mis bombas? ¿Qué colores tienen más cartas sólidas? ¿Qué colores tienen menos que aportar?

Entonces empezará la auténtica labor de evaluar mis posibles mazos. Si algunas combinaciones de colores destacan en mi mente después de haber separado mis cartas, primero analizaré esas. Si no, elegiré una al azar (al fin y al cabo, hay que empezar por alguna parte).

Supongamos que el mazo abzano me ha parecido viable. Pues bien, entonces repasaré mi lista de criterios (lo que necesitamos en Mazo Cerrado, como he indicado antes) y veré qué tal quedaría el mazo. ¿Qué curva de maná tengo? ¿Hay algún punto débil muy obvio? En cuanto me haga una buena idea de cómo quedaría el mazo abzano, repetiré el proceso con las otras combinaciones de colores que me han parecido interesantes.

Os recomiendo que aprovechéis todo el tiempo que se asigne a construir mazos, ¡porque hay muchas posibilidades que evaluar! Llegados a cierto punto, solo será cuestión de intuición: jugad con lo que el instinto os diga que es mejor.

Así es Mazo Cerrado, en resumidas cuentas. Este formato es perfecto para principiantes, porque no hace falta tener una colección de cartas para jugar y porque sirve para familiarizarse con los fundamentos de Magic. ¡Se puede aprender muy rápido jugando en Mazo Cerrado! Tanto si sois principiantes como si conocéis a alguien que está descubriendo el juego, o si solo queréis mejorar vuestras habilidades, intentad pasaros a jugar en la Prerelease de Kans de Tarkir. ¡Yo tengo claro que iré!

Latest Level One Articles

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos de la ventaja de cartas by, Reid Duke

Se dice que, en la vida, solemos conseguir aquello por lo que pagamos. El coste de pagar un hechizo La semana pasada, afirmé que el maná es uno de los recursos básicos de Magic. Lanzar ...

Learn More

Level One

3 de Julio de 2018

Los fundamentos del maná by, Reid Duke

Prácticamente todas las partidas de Magic empiezan de la misma forma: un jugador pone una tierra en mesa. El maná es el comienzo de todo. Se trata de uno de los recursos más básicos e imp...

Learn More

Artículos

Artículos

Level One Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All

Este sitio utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, proporcionar funciones sociales y analizar el tráfico web. Al hacer clic en SÍ, darás tu consentimiento al uso de cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more