INNISTRAD

Cuando la luz se desvanece y la luna se alza sobre Innistrad, toda la humanidad se convierte en presa. La luna atrae a manadas de licántropos y su furia animal sobrepasa cualquier vestigio de humanidad. Las familias de vampiros lucen sus colmillos cuando captan el olor de la sangre humana. Hordas de muertos caminan por mansiones y páramos conducidos por un apetito innata por lo vivo. Abominaciones creadas mediante la alquimia se retuercen y despiertan a la vida en los laboratorios. Los geists acechan las apiñadas aldeas humanas y aterrorizan a los viajeros en los cruces oscuros. Desde las profundidades de Innistrad, demonios poderosos y diablos pícaros conspiran para acabar con la humanidad.

Los humanos de Innistrad hicieron lo posible para mantenerse en pie y luchar. Forman muchedumbres blandiendo antorchas para purificar las abominaciones mediante el fuego. Entrenan a guerreros sagrados especializados, llamados cátaros, para que luchen contra los horrores sobrenaturales. La mayoría de ellos enarbolan el poder de la Iglesia de Avacyn. Tal iglesia lleva el nombre de su líder, el poderoso arcángel Avacyn, creado por el planeswalker Sorin Markov para que salvaguardara la humanidad y les permitiera coexistir con sus depredadores.

Los últimos años de Innistrad fueron tumultuosos. Primero, el demonio Griselbrand atrapó a Avacyn en el Helvault con él, debilitando los rituales que la invocaban y reduciendo las defensas que la humanidad tenía ante los horrores de la noche. Cuando la situación no podía ser peor, con ejércitos zombies marchando por la ciudad alta de Thraben, el Helvault se desgarró y Avacyn fue liberada. Pero en cuanto Avacyn restauró algo de paz y equilibrio en el plano, una amenaza nueva empezó a atraer a Innistrad hacia su perdición.

Innistrad se sumió en la locura cuando la breve esperanza que supuso la protección angelical de Avacyn se convirtió en un horror. Sorin Markov tuvo que intervenir para acabar con su estimada creación. Sin embargo, con el final de Avacyn se derrumbaron también las últimas protecciones del plano, que se abrió a nuevos intrusos de otros mundos...

Criaturas legendarias

Ludevic, necroalquimista

Desde su remoto laboratorio en Nephalia, Ludevic se consagró como el practicante más prolífico de una tradición aterradora: crear monstruos cosiendo los tejidos y órganos de los muertos. Lo que hace único a Ludevic es que su obsesión va más allá de los misterios de la carne y la vida: está cautivado por los matices de la mente. Le produce bastante placer estudiar los horrores que inspiran sus creaciones.

Ver tarjeta

PROVINCIAS

GAVONY

En el corazón de Gavony se encuentra Thraben, un refugio a salvo de las fuerzas oscuras de Innistrad y un remanso de curación. Los humanos que viven aquí se dedican a fortificar las aldeas o se unen a la iglesia de Avacyn y se convierten en cátaros, que viajan protegiendo a la humanidad de los peligros.

VER ESTAS CARTAS

RAZAS DE CRIATURAS

VAMPIROS

Stensia está controlada por cuatro grandes familias de vampiros: los Markov, los Voldaren, los Falkenrath y los Stromkirk. Aunque sus habilidades son distintas, todos sus miembros gozan de fuerza sobrenatural, juventud eterna, el poder de acallar ruidos y unos colmillos afilados... que pueden ser lo último que un viajero temerario vea en su vida.

VER ESTAS CARTAS

VISITANTES PLANESWALKERS

SORIN MARKOV

Salvo Nicol Bolas, este vampiro tiene más años que la suma de todos los demás Planeswalkers. Aunque es un maestro de la magia de sangre, tiene una vena sorprendentemente virtuosa.

MÁS INFORMACIÓN

COLECCIONES DE CARTAS

INNISTRAD

En Innistrad, todas las criaturas ocultan un aspecto más oscuro. Vampiros hedonistas acechan desde las sombras para saciar su sed y la luna llena puede transformar lo simple en salvaje.

MÁS INFORMACIÓN

Este sitio utiliza cookies para personalizar el contenido y los anuncios, proporcionar funciones sociales y analizar el tráfico web. Al hacer clic en SÍ, darás tu consentimiento al uso de cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more