Este formato es idóneo si te gusta la emoción de conocer cartas nuevas y jugar sin tener que llevar preparado tu propio mazo.

A diferencia de lo que ocurre en el juego Construido, donde tienes que llegar con tu propio mazo creado estratégicamente, en los torneos de Mazo Cerrado empiezas construyendo un mazo nuevo a partir de seis sobres sin abrir.

Las directrices exigen construir un mazo de un mínimo de 40 cartas, pero puedes añadir todas las tierras básicas (llanuras, islas, pantanos, montañas y bosques) que quieras, aunque no estuviesen en los sobres abiertos al comienzo del juego.

Si buscas un modo divertido de aumentar tu colección mientras juegas, el formato Mazo Cerrado es la solución.

We use cookies on this site to enhance your user experience. By clicking any link on this page or by clicking Yes, you are giving your consent for us to set cookies. (Learn more about cookies)

No, I want to find out more