Las cartas reeditadas en Magic Orígenes

Posted in Latest Developments on 26 de Junio de 2015

By Sam Stoddard

Sam Stoddard came to Wizards of the Coast as an intern in May 2012. He is currently a game designer working on final design and development for Magic: The Gathering.

Las cartas reeditadas

Llevaba mucho tiempo esperando este momento: por fin voy a revelar una carta de una colección que yo mismo he dirigido. En el artículo de hoy, me gustaría hablar un poco sobre el papel de las cartas reeditadas y su futuro sin las colecciones básicas.

Cómo hacer que las reeditadas funcionen

Cuando trabajamos con cartas reeditadas, nos damos cuenta de lo mucho que influye el contexto en su rendimiento. El Llamado de la manada y la Sombra nantuko eran consideradas como dos de las mejores cartas de sus respectivas colecciones, pero cuando reeditamos el primero en Espiral del tiempo y la otra en M11, regresaron en entornos muy diferentes y no rindieron al mismo nivel. La estructura que apoyaba a esas cartas había desaparecido y ambas pasaron por Estándar sin pena ni gloria.

Sombra nantuko | Ilustración de Brian Snoddy

Pero ojo, porque también puede suceder lo contrario. A menudo hemos pensado que podíamos reeditar ciertas cartas sin mayor problema, pero luego nos dábamos cuenta de que eran demasiado buenas en el nuevo contexto. Por ejemplo, hacia el final del desarrollo de M14, vimos que necesitábamos un nuevo hechizo azul de coste bajo para filtrar cartas, porque el que teníamos en el expediente no nos servía. Cuando repasamos qué cartas podríamos reeditar, dedicamos una hora o así a hacer pruebas con Contar el tiempo. Enseguida descubrimos que mirar 3 cartas y poner una en la parte superior puede ser estupendo, sobre todo si esa carta es una Hoguera de los condenados.

Esto no afecta solo a Construido. Recuerdo que intentamos incluir el Chamán estertor de batalla en M15 durante una breve temporada, porque era interesante para Limitado. Lo dejamos tal como era en Levantamiento de los Eldrazi (una común) y no tardamos en descubrir que resultaba demoledor. No recordábamos que fuese tan bestia, pero claro, la calidad de las cartas rojas en Levantamiento era un disparate y el Chamán resultaba menos útil que otras comunes como el Cuchillazo de llamas, el Choque tambaleador, el Rayo de calor y el Incubador de Emrakul. Además, la colección no estaba diseñada para la clase de mazos en los que el Chamán funcionaría bien. Pero claro, en cuanto lo pusimos en una colección sin esas restricciones, se convirtió en una criatura muy buena.

La filosofía que seguimos para reeditar cartas no es simple. A veces lo hacemos porque nos gusta mucho el efecto de una carta y no nos parece necesario intentar modificar algo que ya funciona. Otras veces lo hacemos porque la carta en cuestión es perfecta para la ambientación y hace que los jugadores estén contentos con ella. Las cartas reeditadas aportan un componente nostálgico y es genial que la gente pueda volver a usar las cartas que llevaban una década o más en el cajón. Aun así, no siempre podemos reeditar las cartas que queramos, porque algunas cartas antiguas usan un texto muy enrevesado, otras tienen nombres con referencias a mundos específicos y también las hay con ligeros defectos. En esos casos, nos parece mejor crear otras cartas que ocupen su lugar.

Sabemos que los jugadores prefieren abrirse cartas nuevas, en vez de conseguir cartas que ya tenían de otras colecciones básicas. Además, mantener en Estándar las mismas cartas una y otra vez podría hacer que la gente se cansara de enfrentarse a ellas y no tuviese tantas ganas de jugar.

Orígenes tenía otra limitación para las cartas reeditadas: solo podían proceder de los diez planos de Magic Orígenes o ser plausibles en esos mundos. No podíamos importar cartas que solo tuvieran sentido en Tarkir, Mirrodin, Kamigawa u otros planos. Esto hizo que ajustar las cartas en las etapas finales del desarrollo fuese mucho más difícil, porque querer modificar un coste maná requería una avalancha de cambios al buscar reemplazos que cumpliesen los requisitos.

Recuperando a las favoritas

Una de las ventajas de ser el director de desarrollo de una colección es que tienes mucha libertad para incluir algunas cartas que te gusten, incluidas las reeditadas. Eso no significa que tengas permiso para añadir por la fuerza cualquier salvajada que se te ocurra, pero puedes tomar muchas decisiones y mostrar tu apoyo a algunas cartas que crees que funcionarán bien. Esto ayuda a que cada colección de Magic resulte diferente, porque todas tienen líderes de diseño y directores de desarrollo distintos y no las hace siempre el mismo comité. Las preferencias de cada persona se notan en sus colecciones.

La carta que voy a revelar hoy es un buen ejemplo: se trata de una criatura que me ha encantado durante mi etapa como jugador de Magic y que espero llegar a ver en Estándar y Modern. Es importante que las cartas tengan una buena oportunidad para destacar en esos formatos y no les pase como al Llamado de la manada o la Sombra nantuko, que eran mucho peores en sus nuevos entornos y perdieron encanto cuando se vio que no eran tan eficaces, a pesar del factor nostálgico.

En fin, me he ido por las ramas, así que voy a mostraros la carta reeditada que más me gusta de Magic Orígenes: el Encabezahorda trasgo.

Una cosa que siempre me ha encantado del Encabezahorda trasgo es que es una especie de señor de los trasgos, pero no en el sentido tradicional de que hace más grandes a todas tus criaturas. A él le importan un pepino la seguridad y el bienestar de ese Explorador mardu que pulula por ahí; lo único que quiere es lanzarse al combate y repartir leña. ¿Y por qué no habría de hacerlo? Los trasgos no son famosos por su naturaleza caritativa, porque ellos solo miran por sí mismos. Eso hace que la carta tenga algunos puntos débiles, como los bloqueadores. Para compensarlo, el Encabezahorda consigue un beneficio por cada trasgo mayor que el que él daría si potenciase a los demás trasgos.

Me encanta la idea de que las diversas tribus tengan señores que proporcionen ventajas a su manera y esto es algo que he apoyado como miembro del equipo de desarrollo. Por ejemplo, Dwynen sí que da +1/+1 a todos los elfos, pero porque ese es el tipo de beneficios que se otorgarían en una tribu así. No creo que vayamos a dejar de crear señores que den +1/+1 a todos sus congéneres, aunque espero que hagamos menos de ahora en adelante.

Un detalle curioso: el Encabezahorda trasgo es la única carta con protección de toda la colección. Hubo otras durante un tiempo, pero poco a poco las rechazamos o las modificamos. Llegué a pensar en la posibilidad de sustituir al Encabezahorda por una versión más funcional que no tuviese protección contra azul, pero creo que eso es parte del encanto de la carta. Podría decirse que no tiene sentido, pero esa habilidad cumple un propósito importante, sobre todo si pretende llegar a Modern. Además, ¿cómo iba a dejar pasar la oportunidad de divulgar el arte de Matt Cavotta?

El futuro de las reeditadas

Si ya hemos reeditado muchas menos cartas en las colecciones básicas de los últimos años, la ausencia de colecciones básicas hará que reeditemos todavía menos de ahora en adelante, sobre todo si son de planos específicos. Siempre habrá cierto margen de maniobra, pero las cartas deberán encajar en los nuevos mundos y habrá ciertos límites. Por ejemplo, aunque el Reactor de acero oscuro fuese perfecto (mecánicamente) para una colección, no podemos incluirlo en una cualquiera: tiene que salir en un mundo donde exista el acero oscuro, que por ahora solo es Mirrodin/Nueva Phyrexia. Podríamos hacer una carta nueva que cumpliese la misma función, pero el nombre tendría que cambiar. De forma similar, si en un mundo no hubiese trasgos o elfos, no podríamos reeditar cartas de esos tipos en él, sino que deberíamos elaborar un equivalente adecuado para la ambientación.

Reactor de acero oscuro | Ilustración de Kev Walker

Dicho esto, creemos que reeditar cartas sigue siendo importante y que tendremos que ser más cuidadosos cuando lo hagamos en La batalla por Zendikar y más adelante. No tenemos un valor exacto para el volumen de cartas reeditadas que debe haber en cada colección, porque será más habitual hacerlo cuando regresemos a planos conocidos que al descubrir otros nuevos. Cuando sea posible, queremos que las mejores y más emblemáticas de las cartas de Magic regresen de vez en cuando.

No solo seguiremos intentando reeditar cartas en nuestras expansiones, sino que ahora visitaremos dos planos al año y eso aumentará el ritmo al que podremos intentar recuperar este tipo de cartas. Además, hay otros productos (como Commander y los Duel Decks) en los que podremos seguir reeditando cartas, así que habrá otras formas de volver a utilizarlas.

Eso es todo por esta semana. Espero que hayáis disfrutado con las primeras previews de Magic Orígenes. Pronto volveré para contaros más cosas sobre la colección.

La semana que viene, os daré más detalles sobre el equipo de desarrollo de Magic Orígenes y os hablaré acerca de los retos de crear una colección a medio camino entre una colección básica y una expansión normal.

Hasta la próxima,

Sam (@samstod)

Latest Latest Developments Articles

LATEST DEVELOPMENTS

29 de Abril de 2016

Días del futuro futuro: Sombras sobre Innistrad by, Sam Stoddard

Hola y bienvenidos a una nueva edición de Días del futuro futuro, la sección de Latest Developments en la que comparto con vosotros algunas de las listas de mazos de la FFL. Hoy es el tur...

Learn More

LATEST DEVELOPMENTS

22 de Abril de 2016

Preguntas frecuentes sobre la FFL by, Sam Stoddard

Cuando publicamos nuevas colecciones, me gusta compartir con vosotros las listas de mazos de nuestra Future Future League, que a menudo generan muchas dudas. "¿Por qué usabais tal carta? ...

Learn More

Artículos

Artículos

Latest Developments Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All