En números negros, revisado

Posted in Making Magic on 27 de Julio de 2015

By Mark Rosewater

Working in R&D since '95, Mark became Magic head designer in '03. His hobbies: spending time with family, writing about Magic in all mediums, and creating short bios.

Durante cinco semanas consecutivas, voy a revisar cinco artículos que escribí hace trece años acerca de las filosofías de los colores. Hace dos semanas escribí sobre el blanco ("La Gran senda blanca, revisada") y la semana pasada hablé sobre el azul ("Azul real, revisado"). Hoy es el turno de analizar el negro.

En estos artículos respondo a las mismas seis preguntas que usé en 2003, pero aportando perspectivas más desarrolladas. He aquí las seis preguntas en cuestión:

• ¿Qué desea este color? ¿Cuál es su meta final?

• ¿Qué medios utiliza este color para alcanzar sus fines?

• ¿Qué es importante para este color? ¿Qué representa?

• ¿Qué desprecia este color? ¿Qué lo impulsa negativamente?

• ¿Por qué le gustan sus aliados y odia a sus enemigos?

• ¿Cuáles son el mayor punto fuerte y la mayor debilidad de este color?

Muy bien, pues empecemos.

¿Qué desea este color? ¿Cuál es su meta final?

El negro quiere el poder.

Resucitación cruel | Ilustración de Miles Johnston

El negro considera que los demás colores ven el mundo como les gustaría que fuese. Por tanto, él es el único realista, el único que ve el mundo como realmente es. Cada persona es libre de tener lo que le plazca, siempre y cuando disponga del poder necesario para conseguir y conservar las cosas. Esto hace que el poder sea el recurso más importante, ya que es lo único que puede garantizar nuestra capacidad para controlar nuestra vida y, por tanto, nuestra felicidad.

La gente debe entender que el negro no ha hecho que el mundo sea codicioso: el mundo ya era así y el negro solo ha aprendido a prosperar en él. Este color tiene dos grandes bazas a su favor. La primera, que entiende y acepta el sistema mejor que ningún otro. Y la segunda, que no se pone restricciones a sí mismo que puedan obstaculizar su camino hacia el éxito.

La filosofía del negro es muy simple: nadie vela mejor que uno mismo por los intereses propios. Por tanto, si todo el mundo se preocupa por sus intereses, el resultado es un sistema en el que todos tienen a alguien que les observa. Por otro lado, el sistema del negro permite que cualquier persona tenga la oportunidad de prosperar. ¿Serán todas capaces de hacerlo? Por su puesto que no; y de nuevo, esto no es culpa del negro. Simplemente, las cosas funcionan así.

Los débiles fracasarán. Eso es lo que les convierte en débiles. Hacer algo para ayudarles es tanto una forma de posponer lo inevitable como un riesgo a que nos arrastren hacia el fracaso. Para el negro, no es una cuestión personal: este color tan solo hace lo que necesita para triunfar. Si los demás no pueden hacer lo mismo, bueno, pues se merecen lo que les depare el destino. Los otros colores consideran que esto es una señal de que el negro es despiadado, pero él sabe que solo está siendo pragmático.

Siempre habrá gente que sufra. De nuevo, esto no es culpa del negro. Es una realidad inevitable de la vida. Simplemente, el negro es el único color que reconoce la verdad y actúa en consecuencia.

¿Qué medios utiliza este color para alcanzar sus fines?

El negro considera que la clave para prosperar es la capacidad para aprovechar las oportunidades. Los demás colores buscan razones por las que no pueden hacer algo, mientras que el negro no tiene esa limitación. Si él necesita conseguir algo, no deja que nada se interponga en su camino. Esto significa que lo mejor es no tener tabúes, restricciones, normas, valores éticos, compasión, dudas ni remordimientos. Si ves algo que te ayudará a progresar y a conseguir más poder, debes lanzarte a por ello.

El negro observa mientras los demás colores crean motivos para restringir ciertas cosas, pero él no puede tener esas debilidades. La vida es dura. La gente no puede permitirse el lujo de dejar escapar las oportunidades. Hay que aprovechar todas y cada una de ellas, cueste lo que cueste. Estas decisiones suelen acarrear un gran precio, pero ahí reside la clave del éxito: en saber que las cosas que necesitas vendrán acompañadas de un coste que deberás pagar.

Petición oscura | Ilustración de Igor Kieryluk

Debido a esta filosofía, el negro tiene acceso a muchos recursos que los demás colores rechazan. Por ejemplo, una de sus armas más efectivas es la muerte. Los otros colores creen que juguetear con semejante fuerza está "mal", pero para el negro, el auténtico crimen es no recurrir a una herramienta tan poderosa como la muerte.

Este es otro de los motivos por los que el negro es tan egocéntrico. Muchos de los costes necesarios para progresar requieren sacrificar a otros. Como este color se da prioridad a sí mismo, siempre está dispuesto a pagar esos precios. Los débiles deben caer para que los fuertes puedan prosperar.

Aunque otros colores tacharían al negro de infame, él entiende que lo importante son los resultados que obtengas, no la percepción ajena. Preocuparse por lo que otros opinen de ti es una debilidad.

¿Qué es importante para este color? ¿Qué representa?

He aquí algunas cosas que el negro valora, junto con sus motivos para hacerlo:

Muerte: la muerte es una fuerza poderosa a la que muchos otros no recurren debido a sus escrúpulos. Sin embargo, para el negro no hay tabúes. A él le importan los resultados... y la muerte es una herramienta eficaz. Por tanto, esta es una de las armas principales de este color.

No muerte: la muerte no es el final, sino que suele ser un principio. El negro no solo utiliza la muerte, sino también a los seres muertos. Los demás colores tienden a rechazar esta posibilidad, pero el negro sabe que los no muertos son buenos sirvientes.

Sirviente muerto viviente | Ilustración de James Zapata

Amoralidad: el negro no se considera inmoral, porque él no cree en la moralidad. Este concepto es un invento humano que permite a los débiles justificar una falsa posición de fuerza sobre aquellos les superan en poder. La vida no está separada en el bien y el mal, sino en lo que debe hacerse y lo que no necesita hacerse.

Miedo: entre todas las emociones, el negro ha descubierto que el miedo es la que mejor le proporciona rápidamente aquello que quiere. El miedo motiva a la gente a hacer lo que sea con tal de huir de la situación que la atemoriza. El negro sabe que esta herramienta es muy eficaz y suele recurrir a ella.

Tristeza y depresión: si necesitas que alguien actúe enseguida, utilizas el miedo. Si necesitas que alguien no actúe, estas son las emociones favoritas del negro para conseguirlo.

Dolor: otra gran fuerza de motivación que los demás colores rehúyen. Si puedes hacer algo sencillo para someter a los demás, ¿por qué no aprovecharlo?

Tortura: el negro nunca tiene reparos en utilizar métodos eficaces.

Oscuridad: en primer lugar, nadie puede ver lo que haces en la oscuridad, así que el negro recurre a ella para llevar a cabo sus planes. En segundo lugar, la gente teme la oscuridad y eso es una gran ventaja. En tercer lugar, las criaturas de las que se sirve el negro suelen vivir y prosperar en la oscuridad. Por último, la oscuridad está asociada a los secretos y el negro sabe que estos son útiles para cumplir sus objetivos.

Enfermedades: al igual que la muerte, las enfermedades son una fuerza poderosa que otros colores suelen rechazar por sus ridículos tabúes. Las enfermedades son eficaces, se transmiten con facilidad y debilitan a los demás, y todo ello favorece al negro.

Deterioro y podredumbre: las cosas se debilitan con el tiempo y el negro ha descubierto que estas son otras dos fuerzas naturales que él puede alterar a su antojo.

Parasitismo: los fuertes se alimentan de los débiles, y esto es cierto tanto a nivel micro como macro.

Insectos y arañas: otros colores evitan recurrir a estos seres repulsivos y escalofriantes. Un motivo más para que el negro los utilice.

Alimañas: dan miedo y portan enfermedades; poco más se puede pedir.

Alimaña del drenaje | Ilustración de Trevor Claxton

Corrupción: la gente es egoísta por naturaleza. El negro sabe sacar ventaja de esta verdad universal haciendo que los demás le ayuden mientras tratan de beneficiarse ellos mismos.

Impureza y contaminación: purificar exige mucho esfuerzo, mientras que contaminar requiere muy poco. Un tonel de aguas residuales con unas gotas de vino es inmundo, y un tonel de vino con unas gotas de aguas residuales sigue siendo inmundo. Un poco de contaminación puede ser de mucha ayuda para que el negro cumpla sus objetivos.

Ruina: el negro es mucho más capaz de eliminar cosas que de crearlas.

Mentira: mucha gente siente aprecio por la verdad. Pobres necios. Imaginar que la verdad es una fuerza en la que depositar tu confianza es como pedir que se aprovechen de ti.

Manipulación: si los demás no hacen lo que queremos pidiéndoselo amablemente, solo hay que dejar de pedirlo así. Como ya hemos dicho, el egoísmo de las personas puede aprovecharse para lograr que hagan lo que queramos.

Pensamiento maquiavélico ("el fin justifica los medios"): los medios que usemos son irrelevantes. La gente que valora la forma de hacer las cosas está desperdiciando sus fuerzas. ¿A quién le importan el porqué, el quién o el cómo? Al final, lo único que importa de verdad son los resultados.

Individualismo: la filosofía egocentrista del negro reafirma que las personas deben ser capaces de velar por sí mismas.

Destrucción (discriminada): los débiles se centran en cosas que requieren tiempo y energía. Los poderosos son quienes comprenden dónde reside la auténtica fuerza. Destruir es mucho más fácil que crear. Por tanto, el negro prefiere la destrucción como herramienta para conseguir sus propósitos. A diferencia del rojo, el negro no destruye pensando en lo inmediato, sino que lo hace para llevar a cabo un plan.

Sacrificar a los demás: a veces hacen falta sacrificios para cumplir un objetivo, y siempre hay que empezar por otras personas.

Ulcerar | Ilustración de Johann Bodin

Sacrificar partes de uno mismo: otras veces no queda más remedio que sacrificar algo de uno mismo. Lo que diferencia al negro de otros colores es que está dispuesto a hacerlo cuando esa es la mejor manera de lograr algo.

Ejecución: la muerte puede ser una fuerza para motivar a los demás, si la muestras como un espectáculo.

Egocentrismo: si la persona más importante para cada individuo es uno mismo, ¿por qué no invertir más tiempo y energías en uno mismo?

¿Qué desprecia este color? ¿Qué lo impulsa negativamente?

El negro no soporta que los demás rechacen las verdades básicas de la vida. Por ejemplo, hay personas dispuestas a sacrificarse para hacer cosas que no las benefician a ellas, sino a otra gente. El negro considera que esa gente es imbécil... y también peligrosa, porque él no sería capaz de manipularla. ¿De qué sirven el miedo, el dolor y las amenazas de muerte contra alguien que está dispuesto a sufrir antes que a hacer lo que le digas?

Frasco corazón de ángel | Ilustración de Chippy

Al negro le desconciertan las diversas motivaciones inventadas que hacen que la gente actúe en contra de sus propios intereses. Por otra parte, también se siente intrigado por ellas y se pregunta si podría aprender algo de esas fuerzas, para luego engañar a la gente y conseguir que haga lo que él necesite. Sin embargo, estas fuerzas asustan al negro, porque socavan muchos de los pilares de su filosofía.

¿Por qué le gustan sus aliados y odia a sus enemigos?

El negro ve al azul como un color afín que entiende la necesidad de manipular y engañar para conseguir lo que quiere. También aprecia que el azul valore y utilice la información como método para lograr sus objetivos. El negro comprende que el azul desee desprenderse de las emociones para examinar el mundo y hacer cosas que los demás no entenderían. Además, comparte su pasión por la tecnología y por seguir buscando herramientas para cumplir sus metas. Lo que no le gusta es que el azul a veces obra por el bien del grupo más que por el de los individuos. Por otro lado, tampoco le agrada que actúe solo por su deseo de aprender, más que por egoísmo.


El negro ve al rojo como un color que no teme aceptar su lado destructivo. Le gusta que el rojo mire en su interior para tomar decisiones y que anteponga sus propios intereses. También valora que esté dispuesto a utilizar la violencia y el dolor para conseguir que los demás vean las cosas al igual que él. Otro aspecto que aprecia del rojo es su capacidad para ignorar las opiniones de los demás y hacer lo que él considere beneficioso para sí mismo. Una de las cosas que no le gustan de él es que piense a corto plazo y a menudo actúe sin tener en cuenta las consecuencias. Al negro tampoco le convence que el rojo a veces esté dispuesto a sacrificarse por sus seres queridos.


El negro cree que el blanco es peligroso. Este color consiente a los débiles y los anima a trabajar juntos. Y lo que es más descabellado: utiliza la moralidad como una herramienta artera para convencer a las personas de que deben actuar contra sus propios intereses. El negro sabe que el blanco es un enemigo astuto y que, si no se encarga de él, amenaza con poner en peligro todos sus esfuerzos. El blanco es un maestro de la propaganda y ha convencido al mundo de que el negro es "el mal" y debe ser detenido a toda costa. El negro reconoce que su enemigo ha sido muy sagaz, pero no se detendrá ante nada hasta que el blanco y sus esbirros estén muertos.


El negro también sabe que el verde es peligroso, aunque de una forma más sutil. Este color cuenta con recursos sobre los que el negro ejerce poco control. Por ejemplo, los animales se comportan por instinto y no pueden ser manipulados aprovechándose de su egoísmo u otras características. Además, el verde tiene herramientas directamente opuestas a las del negro. La vida lucha contra la muerte y el crecimiento lucha contra el deterioro. Al igual que el blanco, el verde actúa pensando en la comunidad y es capaz de amasar hordas de criaturas que pueden abrumar los recursos del negro. Por otro lado, la filosofía del verde se opone a uno de los pilares de la filosofía del negro: el hecho de que las personas tienen la posibilidad de escoger su camino en la vida. La naturaleza determinista del verde contradice la creencia del negro en el libre albedrío.

¿Cuáles son el mayor punto fuerte y la mayor debilidad de este color?

La mayor cualidad del negro es que está dispuesto a hacer lo necesario con tal de conseguir lo que quiere. Para él no hay nada vetado, y eso hace que resulte difícil plantarle cara. El negro no tiene reparo en hacer cosas que otros colores no osarían ni intentar. Ahora bien, esto mismo tiende a meterle en problemas. A veces, los riesgos que ha sopesado pueden perjudicarle más de lo que esperaba. En cierto modo, el mayor enemigo del negro no son los demás colores, sino él mismo: el color más propenso a ser la perdición del negro es el propio negro.

Liliana, nigromante orgullosa | Ilustración de Karla Ortiz

Personajes alineados con el negro en la cultura popular

Ramsay Bolton (Juego de tronos)

Tortura, engaño y otras atrocidades... Ramsay no solo consigue lo que quiere, sino que disfruta viendo sufrir a los demás mientras lo hace. A Ramsay solo le importa Ramsay.

Sarah Manning (Orphan Black)

Sarah tiene sus prioridades, que son ella misma y su hija, y hará lo que sea con tal de garantizar que tengan lo que necesiten. Sarah mentirá, robará y traicionará la confianza de los demás si lo considera necesario.

Fish Mooney (Gotham)

Fish tiene aspiraciones y valga el cielo a quienes se interpongan en su camino. A veces pretenderá estar de parte de otros, pero en cuanto vea que ha llegado el momento de actuar, los apuñalará por la espalda.

Voldemort (Harry Potter)

Voldemort es un personaje realmente dispuesto a todo con tal de sobrevivir. Este villano carece de ética y no sabe lo que son la lealtad ni la decencia. Lo único que le importa es conseguir lo que quiere.

Rocket (Guardianes de la galaxia)

Rocket es un ladrón y un canalla que solo se preocupa por Rocket. Si alguna vez se pone de parte de alguien, es claramente porque esa persona puede ayudarle a cumplir sus objetivos.

Flash Reverso (Flash)

Si Eobard Thawne tiene que reescribir el mismísimo tiempo para alcanzar sus metas (principalmente, para regresar al futuro), lo hará, aunque eso implique traicionar a todas las personas que conozca.

Bart Simpson (Los Simpson)

Bart no solo se preocupa por sí mismo antes que por los demás, sino que lo hace siendo consciente del dolor y el sufrimiento que puede provocar a los demás y disfrutando con los pesares ajenos.


Un futuro muy negro

Y esto es todo lo que debéis saber sobre el negro. Durante estas semanas en las que escribiré sobre las filosofías de los colores, me gustaría que me contaseis vuestra opinión por correo electrónico o en cualquiera de mis perfiles en redes sociales (Twitter, Tumblr, Google+ e Instagram).

Volved la semana que viene, en la que continuaremos con el rojo.

Hasta entonces, espero que aprendáis a anteponer vuestros intereses de vez en cuando.


"Drive to Work #246 – Early Trips"

Este podcast trata sobre los tres viajes a los que me envió Wizards of the Coast antes de incorporarme a la plantilla de la empresa.

"Drive to Work #247 – Judging"

Durante muchos años, fui juez de nivel 4 y participé activamente en el programa de jueces. En este podcast hablaré de esa época y de las experiencias que viví.

Latest Making Magic Articles

MAKING MAGIC

18 de Enero de 2021

En busca del norte, parte 2 by, Mark Rosewater

La semana pasada empecé a contar cómo se diseñó Kaldheim. He estructurado esta historia a partir de los ocho puntos que anotamos durante nuestra primera reunión, en la que planteamos qué ...

Learn More

MAKING MAGIC

11 de Enero de 2021

En busca del norte, parte 1 by, Mark Rosewater

Bienvenido sea todo el mundo a mi primer artículo de adelantos de Kaldheim. Esta semana y la siguiente, voy a contar la historia de cómo se diseñó esta colección y a desvelar una carta in...

Learn More

Artículos

Artículos

Making Magic Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All