Clase magistral

Posted in Magic Story on 29 de Noviembre de 2017

By Mark Rosewater

Working in R&D since '95, Mark became Magic head designer in '03. His hobbies: spending time with family, writing about Magic in all mediums, and creating short bios.

—Buenos días a todos.

—Buenos días, señorita Charlestona.

—Hoy es el primer día para exponer los trabajos. El tema de hoy es el gobierno. Cuando les llame, pónganse de pie y vengan al frente de la clase. Recuerden que, en primer lugar, deben presentarse y decirnos de qué trata su trabajo. Se les evaluará por la presentación, el contenido y su capacidad de responder a las preguntas. Quiero que todo el mundo recuerde que, como público, espero un comportamiento excelente de ustedes. Comencemos. ¿Martina?

—Hola, chicos. Soy Martina y vengo a hablarles de la Carta Scientiae. Es el documento más viejo de Bablovia y significa “acta de la ciencia”. Su cita más famosa es: “No podemos entender nada si no entendemos antes el mundo que nos rodea”. Viene a decir que la ciencia es superimportante. O sea, requetemegaimportante. Tanto que dictaba una serie de reglas para que cada ciencia pudiese crear su propio gobierno.

»La idea es algo así como que los gobiernos deberían formarse en torno a las ciencias básicas: biología, química, física, etcétera. Por desgracia, las personas que lo escribieron no entendían la naturaleza humana básica, porque, en vez de animar a la gente a que usara la ciencia para descubrir el mundo, la convirtieron en una herramienta para controlar a las personas. Así que ahora tenemos cinco gobiernos, cada cual más chiflado que el anterior, y todos fomentan la ciencia loca como si fuera algo bueno.

—Martina, la idea era compilar los hechos, no dar tu opinión al respecto.

—¿En serio? ¿Y para eso sirve la escuela? ¿Para que aplaudamos como autómatas el montón de mentiras prefabricadas que nos enseñan desde que éramos niños?

—¿Podemos centrarnos solamente en los hechos?

—¿Quiere hechos? Muy bien, la Carta Scientia fue un documento muy importante que convirtió Bablovia en un mundo obsesionado con estar a la última en tecnología. Si quieres convertirte en una máquina o en un animal, espiar a tu vecino, amenazarlo o hacerlo saltar por los aires... estás de suerte, hay un gobierno para ti. Y en el rarísimo caso de que te plantees si todo eso está bien o no, siempre tienes el último juguete tecnológico para distraerte.

—Martina, ¿qué piensas del impacto de la Carta Scientia?

—Pues que lo cambió todo, pero a peor. ¡Fin de la exposición!

—Pero Martina, se supone que deberías... Bueno, dejémoslo. Vamos con la próxima exposición. ¿Anabel?

—Hola, hola, me llamo Anabel y vengo a hablaros de la estructura del gobierno. O, de forma más concreta, del metagobierno. Hoy en día, Bablovia es lo que se conoce como una pentarquía. Una pentarquía está compuesta por cinco organizaciones distintas, cada una con su propio dirigente o gobierno, que se agrupan con un fin. Las cinco organizaciones de Bablovia son la Order of the Widget, los Agents of S.N.E.A.K., la League of Dastardly Doom, los Goblin Explosioneers y los Crossbreed Labs. Hay que señalar que cada organización tiene un tipo de gobierno distinto.

»La Order of the Widget es una tecnocracia, es decir, un gobierno liderado por la tecnología. Su líder es el Grand Calcutron, una máquina que dirige la Orden con autoridad absoluta. Todas las decisiones sobre la organización las toma el Grand Calcutron. Según su constitución, si apareciera alguna vez una persona, máquina, tecnología o habilidad superior, sería designada inmediatamente como líder; pero, hasta ahora, ninguna persona ni objeto desafió al Grand Calcutron para hacerse con el liderazgo de la Order of the Widget.

»Los Agents of S.N.E.A.K. son una cleptocracia. Vamos, que los ladrones son quienes gobiernan. Su líder actual, desde la semana pasada, es Phoebe, que se autoproclama la jefa de S.N.E.A.K. Según sus leyes, quien esté en posesión de la Regla Dorada se convierte en líder de la organización. Esto llevó a muchos cambios de gobierno, dieciséis en el pasado año, aunque casi todos estaban liderados por las mismas tres personas. La mayoría de los cambios se atribuyen a una figura a la que llaman X, de la que se sabe muy poco. X recibe dinero de distintas fuentes para robar la Regla Dorada.

X
X | Ilustración realizada por Dmitry Burmak

»La League of Dastardly Doom es una oligarquía, un gobierno dirigido por un pequeño grupo de personas. Los que ahora controlan la Liga son una cábala conocida como la Legion of Evil, es decir, Legión del Mal. Sus miembros actuales son Baron Von Count, The Big Idea, Grusilda y Mary O'Kill. La Legión del Mal sustituyó a muchos de sus miembros con el paso de los años. La propia cábala gobernante cambió muchas veces en la historia de la Liga. Antes de la Legión del Mal, fue la Sociedad Vil. Antes de la Sociedad Vil, el Clan de la Crueldad. Antes del Clan de la Crueldad, los Hombres Malignos.

»Los Goblin Explosioneers no tienen gobierno; al menos, no es algo que nadie que no sea un trasgo reconocería como tal. Es una mezcla de cratocracia, la ley del más fuerte, kakistocracia, la ley de los estúpidos, y un poco de democracia. A veces, un trasgo se lanza a hacer algo y otros le siguen; en otras ocasiones, votan las decisiones. Tienen un poco de obsesión con los martillos, así que el bando que prometa más martillos suele ganar las votaciones. El trasgo alfa actual —no lo llamaría exactamente un líder— se llama Ol' Buzzbark. Es muy destructivo y, por eso mismo, muy popular entre los Goblin Explosioneers.

»Por último están los Crossbreed Labs, que son una geniocracia, el gobierno de los inteligentes. Tienen una estructura de tipo escolar: los listos hacen de profesores y de líderes. El director actual es el doctor Julius Jumblemorph. Es uno de los científicos que perfeccionaron la técnica de división genética que hizo que los Crossbreed Labs se separaran y formasen su propio gobierno. También es el que suele tomar las decisiones legislativas más importantes.

»Según las leyes bablovianas, cualquier cambio en el sistema legislativo actual necesita el consenso de las cinco facciones, algo que no ha sucedido en muchos años. La última vez que se conoce fue cuando la League of Dastardly Doom, dirigida por el Clan de la Crueldad, chantajeó a las otras facciones con una máquina meteorológica. Fue hace tiempo y los registros de ese incidente desaparecieron; se dice que fueron robados por los Agents of S.N.E.A.K. Como no hay ningún gobierno superior a estas cinco facciones, cada una dicta la ley en las áreas que controla, que se dividen por temas más que por zonas geográficas.

»Y eso es todo lo que tengo que decir sobre la estructura de gobierno.

—Fantástico, Anabel, pero tengo algunas preguntas. ¿Dónde aprendiste todo eso?

—La Order of the Widget dispone de una biblioteca muy completa.

—¿De ahí sacaste todo tu vocabulario?

—Exacto.

—Y de los cinco gobiernos, ¿cuál crees que se administra de forma más eficiente?

—La Order of the Widget.

—¿Cuál otorga más libertad a sus ciudadanos?

—Los Goblin Explosioneers.

—Si pudieras formar parte de un gobierno, ¿a cuál te gustaría pertenecer?

—A la League of Dastardly Doom.

—¿En serio?... ¿Y por qué?

—Creo que sería divertido pertenecer a una cábala.

—Bien. Gracias, Anabel.

»Kareem, te toca a ti.

—Me llamo Kareem y vengo a contarles la historia de la creación de la Order of the Widget. La organización fue fundada hace 54 años por un señor que se llamaba Calvin Granderson. Era todo un personaje. Estando de vacaciones, se le antojó una tostada, porque le gustaban mucho las tostadas, pero el hotel solo tenía pan y ninguna tostadora. Como casi todos los habitantes de Bablovia, Calvin era inventor, así que cuando volvió a casa, diseñó una tostadora portátil para cuando estuviera de vacaciones.

»En su siguiente viaje, se llevó consigo la tostadora portátil, pero luego fue de excursión a un tercer sitio, Port Gizmo —que si no lo conocen, es muy bonito—, y pensó que no necesitaría ninguna tostada para menos de 24 horas, así que se la dejó en casa. Esto resultó ser un gran error, porque por la noche le entraron muchas ganas de comer tostadas. ¿A quién no le ha pasado nunca? Después de mucho pensar, Calvin llegó a la creativa conclusión de que lo mejor era reemplazar su mano izquierda por una tostadora. Como era diestro, no usaba mucho la mano izquierda, así que implantarse ahí una tostadora eliminaría el problema de que le entraban unas ganas terribles de comer tostadas cuando estaba fuera.

»Como le fue muy bien, Calvin reemplazó una parte de su muslo por una unidad de refrigeración, o sea, una nevera. La razón era que le gustaba que la tostada estuviera untada con mantequilla —es lo propio—, y esto le permitía tener siempre acceso a mantequilla refrigerada. Después, intercambió su dedo índice derecho por un cuchillo de mantequilla.

»A medida que se difundían las noticias de las mejoras de Calvin, su historia de la tostada con mantequilla siempre disponible empezó a atraer mucha atención. Otros comenzaron a seguir su ejemplo y a implantarse mejoras en el cuerpo. Manos, brazos, piernas, pies, torsos... cualquier parte del cuerpo se podía mejorar con tecnología funcional. En clase hay mucha gente que trastea con la tecnología, así que ya saben lo divertido que es. La moda se convirtió en un movimiento y Calvin se encontró en medio de este cambio tecnológico y filosófico. Formó la Order of the Widget para dar apoyo a la gran cantidad de personas que abrazaron la nueva ideología de mejorarse a sí mismos.

»Calvin se dedicó por completo a la Orden y siguió mejorándose con el paso de los años. Intercambió el resto de su cuerpo físico —salvo la tostadora, la nevera y el cuchillo, por supuesto— por una serie de máquinas que proporcionaban los cálculos necesarios para manejar la organización. Cuando hubo reemplazado un 90 % de su cuerpo, decidió que era hora de cambiarse el nombre. Y así, Calvin Granderson se convirtió en Calcutron Granderson y, con el tiempo, en el Grand Calcutron. Lleva 54 años al frente de los suyos y, hasta el día de hoy, ese hombre, que técnicamente es una máquina, se hace sus tostadas siempre que tiene ganas.

—Gracias, Kareem. Tengo curiosidad, ¿por qué crees que tanta gente se unió a la Order of the Widget? No creo que fuera solo porque les gustaran las tostadas.

—Creo que querían ayudar a la gente siguiendo el ejemplo de Calvin, que se convirtió en Calcutron. Gran parte de la Orden se dedica a ayudar a otros.

—¿Y por qué no hablaste más sobre eso?

—Mi padre dijo que la parte de la tostada era más divertida.

—Bien... Gracias, Kareem, puedes sentarte. Ahora es el turno de Juanita.

—Hola a todos. Me llamo Juanita y voy a hablarles de los Agents of S.N.E.A.K. Son una organización secreta de espías y se dedican a... bueno, nadie lo sabe.

—¿Es un secreto?

—¡No, no, no! He hablado con más de 34 agentes para escribir este trabajo. Nadie lo sabe. Cada vez que sacaba el tema, ellos me preguntaban si alguien me había dicho qué era lo que buscaban los Agents of S.N.E.A.K. La verdad es que es un poco raro que nadie lo sepa.

—Quizás sea un secreto y no quieren revelarlo.

—¡Si son unos desastres guardando secretos! Encontré su escondrijo secreto porque tiene una señal que dice: “Guarida secreta”.

—Bueno, cuéntanos lo que descubriste allá.

—Los Agents of S.N.E.A.K. comenzaron siendo un foro de anuncios de trabajo. La gente anunciaba allí las tareas que necesitaba y otros las hacían a cambio de dinero. Pero estamos en Bablovia, así que algunos empezaron a diseñar cacharros que les ayudaran a realizar mejor esas tareas y... se les fue un poco de las manos. Resultó que la gente se gastaba mucho más dinero en sus cacharros de lo que cobraban por hacer las tareas. Esto llevó a que empezaran a cometer crímenes para poder mantener los cacharros. Cuando la gente se dio cuenta de que otros miembros del foro estaban dispuestos a delinquir, se comenzaron a publicar peticiones más y más locas y, antes de que se dieran cuenta, ese foro se había convertido en el centro del crimen organizado en la ciudad.

S.N.E.A.K. Dispatcher
S.N.E.A.K. Dispatcher | Ilustración realizada por John Thacker

—Juanita, ¿cómo te enteraste de la existencia de ese foro inicial?

—Sigue existiendo. Está en su “guarida secreta”, lo he visto. Es impresionante, pero un poco triste también. Puedes publicar cualquier tarea, de cualquier tipo, y alguien la hará siempre que pagues lo suficiente. Y lo de “cualquier tipo” lo digo literalmente.

—A lo mejor esos son sus objetivos.

—No... El foro parece más bien una afición. Por lo que me enteré, la actividad más habitual de los Agents of S.N.E.A.K. es espiarse los unos a los otros. Son muy paranoicos y están obsesionados con todo el tema de los espías. Siempre están inventando cosas nuevas para espiarse mejor.

—Entonces... ¿quieren algo los Agents of S.N.E.A.K.?

—Más allá de cacharros nuevos y los últimos secretos, no, que yo sepa. El objetivo número uno de todas las personas a las que entrevisté era averiguar lo que debían hacer. La mitad de ellos se preguntaban si la organización entera no sería más que una broma muy elaborada de alguna otra facción.

—¿Algo más que debamos saber?

—Supongo que algunos de ellos nos estarán espiando en este preciso momento, porque no se creían que fuera una estudiante. A quienes me estén escuchando: ¿ven? Soy una estudiante de verdad.

—Bien, bien. Gracias, Juanita.

Harold, te toca.

—Me llamo Harold y mi trabajo es sobre la League of Dastardly Doom. Al contrario que los Agents of S.N.E.A.K., ellos tienen su objetivo muy claro: conquistar el mundo. ¡Qué sorpresa!

—¿Y cómo planean hacerlo?

—Ese es el tema más debatido entre ellos. Algunos quieren matarnos a todos, otros quieren esclavizarnos, algunos solo quieren asustarnos, hay quienes quieren hipnotizarnos, y hasta hay quienes quieren que la población se vuelva dependiente de algún tipo de tecnología. Hay casi tantos planes como personas en la Liga.

—¿Cómo se formó exactamente esta facción?

—Pues, de forma curiosa, era un grupo de apoyo a los supervillanos. Un hombre llamado Major Monologue había intentado envenenar las reservas de agua de la ciudad, pero sin querer, había mezclado el veneno con un tratamiento de fluoruro y el intento terminó por mejorar la salud dental de los ciudadanos. Estaba un poco molesto por ello y se dedicó a convencer a algunos criminales amigos suyos para que se reunieran y hablaran de la mala suerte que tenían. Parece que los supervillanos tienen una tasa de error muy superior a la del ciudadano medio. Las noticias sobre este grupo de apoyo corrieron y se convirtió en un sitio de moda para los supervillanos.

»El grupo se hizo demasiado grande y comenzó a dividirse por sectores: problemas con el banco, máquinas apocalípticas que se estropeaban, accidentes en guaridas secretas, cosas así. Un subgrupo dedicado a planear mejor las trampas terminó convirtiéndose en los Hombres Malvados y dio los primeros pasos para transformar el grupo en una organización oficial.

—¿Cuáles son las responsabilidades actuales de la Liga?

—La principal es supervisar las licencias de supervillano. Si quieres amenazar a la población de alguna forma creativa, secuestrar a algún héroe o cometer una serie de atracos muy elaborados, primero tienes que ponerte en contacto con la Liga. Ofrecen muchas herramientas de ayuda para los supervillanos. Pusieron en marcha un servicio de contratación de secuaces y un programa para compras al por mayor de piezas de maquinaria. También ajustan el calendario para que los ataques a la ciudad entera no coincidan en el mismo día.

—¿Qué te sorprendió más acerca de la Liga?

—Que tienen un programa de becas muy bueno. Creo que este verano voy a echar la solicitud para construir un rayo congelador para el Dr. Malevolence.

—Gracias, Harold. Fue muy instructivo.

—No hay problema, lo pasé muy bien. No sabía que la Liga era tan genial.

—Ming-na, es tu turno.

—Hola, voy a hacer una presentación sobre los Goblin Explosioneers. Eh, perdón, me llamo Ming-na. Ya lo dijeron.

—No pasa nada, Ming-na, cálmate un poco. Háblanos sobre los Goblin Explosioneers.

—Todo comenzó hace años con Steamflogger Industries. En su momento, solo era una planta siderúrgica que extraía hierro y producía acero; lo típico. Y como Bablovia es como es, había mucha demanda de acero, así que tenían mucho trabajo. Para ser competitivos, no se preocupaban mucho por la seguridad, aunque tenían un gran volumen de trabajo. Esto le dio mala fama a la planta y empezaron a tener problemas para contratar a suficientes trabajadores; al final, a la jefa de la empresa, una mujer llamada Thorna Grabbler, se le ocurrió una idea bastante radical.

»Subió a las montañas para hablar con los trasgos. Recuerden que por entonces allí era donde vivían todos los trasgos. La historia es así: consiguió reunir a toda una tribu y les enseñó un montón de aparatos tecnológicos con la esperanza de que les gustarían esos cacharros brillantes. El plan funcionó... pero no como esperaba. A los trasgos les fascinó el objeto que había traído para juntarlo todo: un martillo. Nunca habían visto uno antes y se enamoraron de él. Thorna dijo que había muchos martillos y otros artilugios interesantes en la fábrica y que los trasgos tendrían acceso a todos. El clan entero decidió venir a trabajar a la planta.

»Al principio, todo fue sobre ruedas. Los trasgos se desenvolvían muy bien en su nuevo trabajo y no les importaba trabajar a cambio de martillos y chatarra mecánica; una fracción de lo que Thorna pagaba antes a sus otros empleados. Sin embargo, pronto empezaron a hacer lo que suelen hacer los trasgos: experimentar. A menudo esto conducía a desastres horribles, pero, ocasionalmente, también descubrían cosas interesantes. Muchos de los trasgos murieron, pero como se reproducían muy rápido, sus números aumentaron.

»Hubo presión política para que los trasgos salieran de la planta, de modo que Thorna aprovechó sus experimentos para formar una nueva facción política. Dejó que los trasgos eligieran el nombre, que terminó siendo Goblin Explosioneers. Ser una facción les dio a los trasgos aún más libertad para experimentar.

»La superpoblación de los trasgos, combinada con el grave peligro de sus experimentos, hizo que el resto de trabajadores no trasgos dejaran sus puestos, y pronto les siguieron todos los directivos. Los trasgos comenzaron a asumir esos puestos. Al final, hasta la propia Thorna se marchó: los trasgos habían tomado Steamflogger Industries por completo. Y, a partir de ahí, las cosas se volvieron aún más raras. Los trasgos dejaron de producir acero y comenzaron a crear aparatos más y más complejos.

—¿Qué produce en la actualidad Steamflogger Industries?

—Nadie lo sabe seguro. A los trasgos no les preocupa vender lo que producen, así que todo lo que se sabe es que siguen activos, por los ruidos que salen de la planta. Hace muchos años, uno de los jefes de Steamflogger se paseaba por la ciudad diciendo tonterías, lo que llevó a todo tipo de especulaciones.

—¿Tú qué crees que producen?

—No lo sé. Quizás un martillo enorme.

—Gracias, Ming-na, lo hiciste muy bien. Nadima, te toca a ti.

—¡Hola a todos! Soy Nadima y mi trabajo es sobre los Crossbreed Labs. La historia comienza hace 28 años en el laboratorio de una universidad. El doctor Julius Jameson, la doctora Luisa Rodriguez y la doctora Hana Tanaka estaban intentando encontrar una cura para el cáncer. Se habían conocido en la universidad y se les consideraba tres investigadores punteros en su campo. Sus investigaciones indicaban que una iguana concreta del sur era inmune a cierto tipo de mutación celular. La esperanza que tenían era que un ser humano desarrollase el mismo tipo de inmunidad que la iguana a través de un procedimiento nuevo. En vez de eso, al sujeto le creció una cola.

Las doctoras Rodriguez y Tanaka opinaron que era un fracaso terrible, pero el doctor Jameson pensó que habían descubierto algo igual de interesante: esta técnica permitía que las personas adoptasen las características de otros animales. Sus colegas no entendieron las implicaciones, pero el doctor Jameson se dio cuenta de que su descubrimiento podría cambiar la forma en la que vemos a la humanidad; y no solo a la humanidad, sino a todas las especies. ¿Qué pasaría si la ciencia le diese a una persona el poder de ser lo que quisiera?

Clever Combo
Clever Combo | Ilustración realizada por Kev Walker

»Para ilustrar lo que quería decir, el doctor Jameson pasó por el mismo procedimiento y obtuvo un par de alas. Siempre había soñado con volar, y ahora podía expresar esa parte de sí mismo. Cuando el procedimiento se abrió al resto de estudiantes de la universidad, hubo mucha demanda. Solo tenías que escoger un animal para convertirte en él. Y no había por qué quedarse en uno solo: si te sentías mitad tortuga y mitad jaguar, podías ser eso.

»La universidad se convirtió en el centro de este nuevo estilo de vida, y personas de toda Bablovia vinieron a unirse a lo que empezaba a ser una comuna. Las criaturas se modificaban primero a sí mismas y luego se quedaban a vivir en un mundo donde nadie las juzgaba por atreverse a ser el animal o los animales que las definían. El doctor Jameson pasó por más procedimientos en los que se añadió otros animales. Después de mezclar el ADN de un dinosaurio con el suyo, decidió cambiarse el nombre y se convirtió en el doctor Julius Jumblemorph.

—¿Qué hacen exactamente los Crossbreed Labs?

—Han prometido dos cosas: la primera, que modificarán a cualquiera que pida adoptar lo que llaman su “verdadera forma”; y la segunda, proporcionar un rincón de la sociedad donde la gente que haya encontrado su verdadera forma pueda vivir en paz.

—¿Y cómo adquirieron su propio gobierno?

—Se rumoreaba que querían implantar leyes que ilegalizarían las modificaciones, así que el doctor Jumblemorph convenció a algunos políticos de que le echaran una mano a cambio de ayudarles a encontrar su verdadera forma.

—¿Qué aprendiste estudiando a los Crossbreed Labs?

—Aprendí que mi verdadera forma es probablemente mitad tejón, mitad mangosta.

—Interesante. Gracias, Nadima. Creo que hemos terminado con todas las presentaciones que teníamos para hoy.

—¿Y yo?

—¡Ay, Sergio! Lo siento. Te tenía apuntado para la semana que viene. Ven y cuéntanos.

—¡Hola! Soy Sergio y vengo a hablar de las ardillas.

—Ese no es el tema que te asigné.

—La vida es demasiado corta para trabajar solo los temas que te asignan.

—Pero esa no es... Mira, ¿sabes qué? De acuerdo, habla sobre las ardillas.

—En Bablovia nos encanta la ciencia. Nos encanta de verdad, de verdad de la buena, pero nadie habla de lo que esto implica. Por eso elegí hablar sobre las ardillas.

—Pero, ¿qué...? Lo siento, continúa.

—Uno de los pilares de la ciencia es la experimentación, y para experimentar se necesitan sujetos. Durante muchos años, la primera opción para los científicos fueron los ratones blancos. Era una elección perfecta: los ratones respondían bien a las variables, eran fáciles de mantener y muy numerosos. Con el tiempo, Bablovia se centró cada vez más en la ciencia y empezó a hacer más y más experimentos, que requerían más y más ratones.

»Al final se llegó a un punto en el que la tasa de experimentos nuevos superó a la tasa de renovación de los ratones blancos. Nadie le prestó atención a este hecho hasta que fue demasiado tarde. Cuando la comunidad científica se dio cuenta de que los ratones blancos estaban en peligro de extinción, ya era demasiado tarde. La Liga intentó clonarlos, pero todos sabemos lo mal que acabó eso. El último ratoncito blanco murió hace trece años.

»Al principio, nadie supo lo que hacer, pero a los Crossbreed Labs se les ocurrió una alternativa interesante. El animal que más se acerca al perfil de atributos buscados no es otro que la ardilla. Había cierta preocupación por que las ardillas sufriesen el mismo destino que los ratones blancos, por lo que se realizaron pruebas para mejorar a las ardillas y que fueran más sanas, más resistentes y se reprodujeran más rápido. También se modificó su ADN para que fueran los mejores sujetos de experimentos posibles.

—Es interesante, Sergio, pero ¿qué tiene esto que ver con el gobierno? Hoy estamos estudiando el gobierno de Bablovia.

—Se debate sobre si lo que se hizo con el ADN de las ardillas mejoró algo más que su aplicación como sujetos de experimento. Hay quien piensa que les otorgó la sapiencia.

—Y... ¿cómo influye eso en el gobierno?

—Creo que las cinco facciones están gobernadas en secreto por las ardillas.

—A mí no me pagan lo bastante para aguantar esto. Gracias, Sergio, por tu aguzada contribución sobre... las ardillas.

—Espere, no me dejó terminar. Tengo pruebas de lo que digo. Bueno, no son pruebas, sino más bien conjeturas, pero sigue siendo algo de lo que debemos hablar si nos preocupa el gobierno de Bablovia.

—Por desgracia, Sergio, no nos queda más tiempo en la clase de hoy. Muchas gracias a todos los que hicieron su presentación. Fueron muy interesantes. Recuerden que el lunes hablaremos de las distintas ciudades, así que si van a dar una presentación sobre eso, vengan preparados. Gracias a todos. ¡Fin de la clase!

Latest Magic Story Articles

MAGIC STORY

29 de Noviembre de 2021

Episodio 5: Hasta que la muerte nos separe by, K. Arsenault Rivera

La ley es la imposición del orden sobre el caos. No puede existir el uno sin el otro. Todas las jornadas de entrenamiento de Adeline le dejaron clara esa lección: los cátaros siempre debe...

Learn More

MAGIC STORY

17 de Noviembre de 2021

Episodio 4: Los arruinabodas by, K. Arsenault Rivera

Una lanza de luz hace añicos las ventanas de la mansión Voldaren. Las salvaguardas de las invitaciones se desintegran y se esparcen como ceniza al viento. El cielo de Stensia es brillante...

Learn More

Artículos

Artículos

Magic Story Archive

¿Quieres más? Explora los archivos y sumérgete en miles de artículos sobre Magic escritos por tus autores favoritos.

See All